Por PABLO ARIEL GONZALEZ

Lo estaban buscando desde el miércoles a la tarde, el viernes 29 de junio había sido la última vez que alguien lo había visto a Casimiro Nuñez con vida.

El jueves 28, había cobrado una importante suma de dinero en concepto de indemnización laboral, había dejado de ejercer tareas laborales de casero en el campo de su empleador, y se había venido para nuestra  ciudad.

El campo donde él trabajaba está ubicado a aproximadamente 20 kilómetros de nuestra comuna y queda a la vera de la Ruta Provincial Nº 41.

Fue tanta la entidad que generó este grave hecho acontecido en Baradero, que más de 120 efectivos, de distintas fuerzas de todo el país, formaron parte de la incansable búsqueda de Nuñez.

La división de rastros forenses de la Policía Federal, Dirección Nacional de búsquedas de personas, el GAD, la DDI, efectivos de la Departamental de San Nicolás, Defensa Civil Provincia y Baradero, con sus perros de rastreo de personas desaparecidas, fueron algunos de los que formaron parte de la búsqueda y posterior hallazgo sin vida, del cuerpo de Casimiro Nuñez.

SI SE HABÍA VUELTO A BARADERO ¿POR QUÉ APARECIÓ MUERTO EN EL CAMPO DE SU EMPLEADOR? – CASILLA DONDE VIVÍA, “QUEMADA”

El viernes 29 de junio, como en BL te dijimos, Nuñez se volvió para nuestra ciudad, abandonando en consecuencia, su anterior casa, la que tenía en el campo de su empleador al momento de llevar a cabo las tareas de casero para el mismo.

Desde aquel día no se lo vio más en Baradero, y hecha la denuncia sobre su desaparición, el miércoles las fuerzas de seguridad locales, emprendieron su búsqueda.

El primer lugar al que recurrieron al momento de emprender los trabajos para encontrarlo, fue justamente ese, el de su anterior lugar de trabajo, “allí no estaba”

Continuaron con la búsqueda, la que, conforme datos aportados por supuestos testigos que lo habían visto, se  había orientado hacia la zona del barrio Las Campanillas.

Sumadas las fuerzas nacionales, vuelven a su anterior lugar de trabajo, y al rastrillar el referido campo, esto se constata, la casilla en la que vivía Nuñez, había sido totalmente “incendiada”

A raíz de este nuevo hallazgo es que comienzan a rastrear en toda la zona, y ahí es cuando encuentran el cuerpo sin vida de Nuñez, tirado en una zanja interna del campo en el que trabajaba, semi desnudo, sumergido en el fango que en ella había, y con “algunos” indicios, más que fehacientes, que hacen presumir que Casimiro Nuñez, fue víctima de un homicidio.

Hoy se va a realizar en la ciudad de San Nicolás la autopsia sobre su cuerpo, solo resta esperar que, la misma hable, y cuando lo haga confirme o no lo que se sospecha, que a Casimiro, LO MATARON.