Hace unos días atrás en BL hacíamos la publicación que sigue a continuación:

DENUNCIAN PÚBLICAMENTE A LA DRA. MURIAS POR FLAGRANTE CASO DE MALA PRAXIS EN UNA NENA DE SEIS AÑOS DE EDAD

La semana pasada, luego de que se comunicase con nosotros para pedirnos contar la experiencia vivida tanto por él, como y sobre todas las cosas, por su esposa, en “Quien quiera oír que oiga” sacamos al aire a Pablo Cardoso, y luego a ella, su mujer, Lorena Silvia Gilbert.

Ella fue asistida durante casi un año por la Dra. Valeria MURIAS, y acá, sus testimonios:

PABLO CARDOSO: “Mi mujer empezó a tratarse con la doctora Murias en 2015 hasta fines de 2016, la doctora le diagnóstico sinusitis, el tratamiento aproximadamente duró un año, un día vamos a hacer una interconsulta al hospital San Martín de La Plata y ahí automáticamente le detectaron un tumor, esta mujer no tiene que ejercer más, aparte cuando fuimos ese día al hospital de La Plata automáticamente la dejaron internada y al otro día la operaron porque estaba en riesgo su vida si se quedaba más tiempo”

“Casi no caímos de espalda cuando nos dieron el diagnóstico de la enfermedad de mi esposa, que tenía un tumor y al otro día la tuvieron que intervenir urgencia porque el tumor, las raíces del mismo, tocaban el cerebro, gracias a Dios no le quedaron secuelas graves, yo tengo fotos después de la operación para que vean cómo le abrieron, de punta a punta, su cabeza”

“Como secuela le quedó algo en el párpado de su ojo derecho, que se le cae, pero no es mucho referencia la gravedad de lo que tenía, algo muy lejano a la supuesta sinusitis, que está doctora le diagnostico todo el tiempo”

LORENA SILVIA GILBERT: “Cuando me dijeron que tenía un tumor no paraba de llorar, lloraba y pensaba en mis hijas, porque tengo dos nenas una de 9 y otra de 7 años, y pensaba en ellas, porque tumor es sinónimo de morirse, gracias a Dios salió todo bien”

“Yo iba al consultorio de la doctora, y durante un año me diagnostico sinusitis, me mandaba a hacer resonancias y tomografías computadas, supuestamente ella las miraba (en referencia a las placas y resultados de las mismas), nunca las miró delante de mí, pero supuestamente las miradas, y así me tuvo durante casi un año con un tratamiento para la sinusitis”

“No funcionaba y nuevamente me mandaba a hacer otro estudio, me tuvo durante casi un año, me mandó al neurólogo, al oculista, porque el tumor, según ella  la sinusitis, me estaba bajando uno de los párpados del ojo derecho, según ella era infección de la sinusitis, y resulta que era el tumor que estaba creciendo”

AUDIO