Charlar con amigos. Uno de los pequeños deleites de la vida de toda aquella persona que disfruta de las cosas sencillas, del compartir un mate entre noticias y chismes de ocasión. Pero, que sucede cuando el tema se tiñe con cierta oscuridad y, más aún, cuando los acontecimientos durante el coloquio son imprevistamente interrumpidos por lo desconocido.

Mariana se encontraba de visita en casa de Antonella. Como de costumbre, para ponerse al tanto de sus vidas y disfrutar de unos mates, infusión conciliadora en los rituales de la amistad.
Desde el trabajo pasando por los ex, la charla poco a poco se tornó un tanto más profunda. Tal es así que, Mariana, apelando a la profunda confianza que profesa de su amiga decidió contarle que, al parecer, por ciertas cuestiones que venían sucediéndose con cierta frecuencia sospechaba que algo malo le habían hecho (llámese «trabajo»; «brujería»). Fue así que, analizando el tema propuesto por su amiga, Antonella desvío la mirada hacia arriba, y sumida en pensamientos pudo ver que algo extraño, al parecer un insecto de una forma totalmente extraordinaria se encontraba levitando sobre sus cabezas.
Las amigas se miraron extrañadas puesto que nunca habían visto cosa similar en sus vidas. Jamás conocieron insecto o animal que volara de manera vertical con movimientos notablemente helicoidales. Una de ellas tomó la iniciativa de subirse a una silla e intentar atraparlo con una servilleta de papel tissue. Sin mayores dificultades, logró capturar aquello que robó la atención de ambas momentos antes.

En aspectos generales, podría describirse como un insecto, por llamarlo de alguna manera, aunque su fisonomía se asemeja mucho a la de un espermatozoide de color negro. Lo más extraño fue cuando, con el «ser» en sus manos y aún éste moviéndose de manera irregular sobre el papel, intentaron tocarlo y al hacerlo describen las muchachas que vieron cómo, poco a poco, iba literalmente desmaterializándose hasta desaparecer ante sus ojos.

Desde elespanto.com.ar decidimos comparti con ustedes la foto capturarda por estas amigas en los momentos previos de que este extraño ser desaparezca.

EL ESPANTO BARADERO