En un medio de comunicación local esta semana se publicó lo que sigue:

“El control de empresas se hace desde Gestión Ambiental, en el caso de las empresas chicas, y las que son de segunda y tercera categoría son inspeccionadas por el OPDS de la Provincia con quienes tenemos un permanente dialogo y cuando recibimos una denuncia la elevamos”, explico el funcionario y contó que recientemente sancionaron a la curtiembre Donto: “El OPDS actuó en marzo de este año y también en noviembre del año pasado. Hicieron controles muy exhaustivos, le pidieron una serie de información que la empresa esta por terminar de presentar”.

Con respecto a las denuncias por arrojar desechos industriales dentro del predio de la curtiembre, Gonzalez indico “Hable con quienes inspeccionaron la planta. Ellos (por la curtiembre) tienen un deposito transitorio de residuos que tenia una gran cantidad de desechos. Lo que la ley establece es que ese deposito transitorio tiene que ser vaciado con periodicidad porque si no pierde el sentido de ser transitorio y pasa a ser como si fuera permanente. El OPDS intervino para que la curtiembre regularice esta situación”

¿QUÉ HAY DE CIERTO?

La OPDS tiene dos oficinas de atención al público, una para la recepción de denuncias, y la, para recibir información pública sobre sanciones que llevaron a cabo a distintas empresas bajo su órbita de acción.

Esto último no es un “posibilidad”, muy por el contrario, es una OBLIGACIÓN que ellos tienen para con todos los ciudadanos que con ellos se comunican a tales efectos.

En la primera, siempre atienden, en la segunda, la que se trata de informar al soberano, nunca.

Ayer en “Quien quiera oír que oiga” nos comunicamos con la OPDS y salió esto: