El viernes por la mañana en “Quien quiera oír que oiga” entrevistamos a la Dra. Lorena Raggio, pediatra y neonatologa de la ciudad de Baradero.

Lo hacemos a menudo, y esto encuentra una clara explicación, ella desarrolla una columna de salud en nuestro programa de radio, el que transcurre de lunes a viernes por la FM DEL CIELO (105.1)

En la nota que le hicimos, Lorena, esto comenzó expresando: “En la sala de Alsina no tenemos ninguna de las vacunas del calendario oficial nacional, por lo tanto, toda la gente que se tenga que vacunar, ya sea un bebé de 2 meses, uno de 4 o incluso, un anciano, para poder hacerlo tienen que desplazarse hasta la ciudad de Baradero para poder vacunarse, no hay ninguna de las vacunas que se aplican en el calendario nacional, aquellas para un bebé de 2 meses, de 4 meses, abuelos, o la antigripal”

“A CALLARSE LA BOCA DOC”, PERSEGUIDA POR HACER PÚBLICA ESTAS CUESTIONES

“Se ha generado una gran persecución hacia mí persona, y justamente por decir lo que estoy diciendo, han utilizado palabras como sometimiento, y la democracia volvió hace 30 años, este tipo de cosas son propias del pasado, nosotros no podemos aceptar en el 2018 que esto ocurra, sometimiento, nadie tiene que someterse a nadie, estamos en democracia y esto no puede pasar, si nos callan a nosotros, entonces quién habla, y te digo una cosa, y sabes qué, la gente se acostumbra, vos le decís a la gente de Alsina que no se puede vacunar y te dice bueno, no se expresan, la prioridad están en los pobres, son los que menos tienen, y si nos callan a nosotros, callan sus necesidades”

“La persecución viene directamente de la Doctora Eleonora De Vivo y de la Jefa de Personal Jennifer Barras, me citaron el otro día a las 7 de la mañana, me citaron al despacho de la jefa de personal y ahí se comunicaron telefónicamente con la Doctora De Vivo, hablé con ella y ahí fue cuando me dijo eso, que me tenía que someter a ella, porque es mi jefa, yo soy médica especialista en pediatría y neonatología, y yo tengo derecho a hablar, y ella no me puede obligar a decir o callar y no tengo porqué someterme a lo que me piden, que es que guarde silencio”