Por PABLO ARIEL GONZALEZ

Esto lo comentamos la semana pasada en “Quien quiera oír que oiga”, y a partir de la publicación hecha por el “DIARIO DE BARADERO” esta semana, medio dirigido por Daniel Buey, funcionario del gobierno comunal de CAMBIEMOS, ampliamos en BL.

Antes que nada, veamos lo que publicó el referido medio oficialista a nivel local sobre este tema en el día de ayer:

“Desde hace ya un largo tiempo, medido en años, la municipalidad tiene en alquier un galpón con terreno aledaño sobre calle Carrasco esquina Ayacucho. En el lugar se amontonan motos y autos que, por diversas razones, están en infracción y no pueden circular por las calles.
Sucede que con el transcurso del tiempo la cantidad de ellos se fue incrementando dificultándose los controles y, por lo tanto, con la posibilidad de que la lista de rodados que se contabiliza no se corresponda con la cantidad que existe en realidad.
Se ha abierto una investigación administrativa en el ámbito de la comuna y, de comprobarse lo que por ahora se sospecha y, como corresponde, habría sanciones para los responsables del faltante”

Esta “investigación”, según nos cuentan, se inició al día siguiente de que en la FM DEL CIELO hiciésemos pública esta NUEVA grave cuestión que salpica, de la peor de las formas, al gobierno comunal de CAMBIEMOS

¿Qué denunciamos? Dijimos que más de una decena de motos secuestradas por el municipio local a infractores de nuestra ciudad, no “reclamadas” por sus titulares o llegado el caso, tenedores, al municipio local, fueron “dadas” a un privado que tiene un pequeño emprendimiento comercial en Bernabe de San Martín, para que las comercializara de manera particular y violatoria de toda ley habida y por haber en la República Argentina.

Al privado al que hacemos referencia, vecinos al galpón ubicado en Carrasco y Ayacucho, e incluso, algún empleado municipal, en varias oportunidades habrían visto “cargar” y “llevarse” en su camión particular, al comerciante local las motos del lugar en el que se encuentran depositadas; y varias de las motos allí albergadas cargadas por él, horas después de llevarlo a cabo, habrían sido “lucidas” en la puerta de su comercio, a “modo” de exposición si se quiere, al público en general.

El valor al que habría vendido esas motos a particulares, en clara connivencia con algún funcionario de “relevancia” dentro de nuestro municipio, habría sido de CUATRO MIL PESOS cada una de ellas.

Las motos “elegidas”, no habrían sido “seleccionada” al azar, ya que todas estas se habrían dado ¿A cambio de un posterior retorno? En base a info que obra dentro del municipio aportada por un funcionario de “alto rango” dentro de la comuna, info a la que solo y tan solo acceden muy poquitas autoridades del gobierno comunal de CAMBIEMOS.

¿Qué info? La info de que habría pasado un tiempo “más que prudencial” desde su secuestro, hecho acontecido por algún tipo de infracción de tránsito cometida por todos ellos, sin que sus titulares o llegado el caso, tenedores de las mismas, sin que nadie se “arrimase” al municipio a reclamar por todas ellas.

Demás está decir que, de comprobarse esto hecho, estaríamos de frente a UN NUEVO CASO DE CORRUPCIÓN estatal de parte de las autoridades del gobierno comunal de CAMBIEMOS.

Teléfono para los concejales de Baradero.