El domingo, los de siempre, volvieron a hacerse de las suyas, otra propiedad de un laburante de nuestra ciudad, fue literalmente SAQUEADA.

El hecho ocurrió en calle Passo al 220 y se produjo luego de que los propietarios de la vivienda se ausentaran de su domicilio por un par de horas.

Al regresar a su propiedad, la misma ya no contaba más con un TV LCD, dinero efectivo, calzados, prendas de vestir, entre otros bienes que los delincuentes se robaron.

Como siempre, nadie vio nada.