En la madrugada de hoy, una nueva moto ha sido robada en nuestra ciudad, la víctima de este nuevo delito en esta oportunidad fue Claudia Torres, quien de esta manera lo reflejo en su face particular.

Claudia, a su moto, no solo la utilizaba para hacer las tareas diarias que hacen a su vida, mandados, tramites y demás, sino que era una herramienta INDISPENSABLE para llevar adelante sus tareas laborales, cuyos ingresos son fundamentales para poder parar la olla en su mismísimo hogar.

Como siempre, NADIE VIO NADA, y como NUNCA pasa, esta vez ¿Aparecerá?