Los concejales del Frente Renovador Peronista, Guillermo Paniagua, Peteco Morales y Mariela Greco, presentaron esta semana en el HCD un proyecto de ORDENANZA, a partir del cual, esto se busca establecer como norma a nivel local.

Art. 1º: ​Serán sancionados con multa de uno (1) a tres (3) sueldos básicos de la categoría inferior del ingresante en el escalafón administrativo municipal (alrededor de NUEVE MIL PESOS DE BASE) en su
equivalente a treinta (30) horas semanales:
1) Los padres, tutores, curadores o guardadores, cuando se detecten las siguientes conductas efectuadas por menores de 18 años a su cargo:
a) Se encuentren en estado de ebriedad.
b) Produzcan desórdenes en la vía pública y lugares de acceso al público y elementos de origen particular, oficial y municipal.
c) Se encuentren en lugares y horarios no permitidos.
El Juez de Faltas podrá, en caso de imposibilidad económica fehaciente comprobada mediante los medios pertinentes, convertir la multa impuesta en tareas comunitarias y de trabajo de conciencia educativa.
Art. 2º: ​Los hechos tipificados en la presente serán comprobados por las autoridades policiales, quienes siguiendo procedimientos fijados en la legislación
vigente e imperante en la materia, labraran acta donde quedará debida constancia
de los mismos y lo elevarán al Juzgado de Faltas local para determinar las sanciones que correspondan conforme lo estipula el artículo 1º.
Art. 3º:​ Los padres, tutores, curadores, guardadores, serán eximidos de abonar la
multa con que se sancionen las conductas tipificadas en el artículo 1º, cuando pudiere denunciar, con pruebas fehacientes, el local, comercio, cantina de club, institución de bien público, bar, pubs, bar dancing, discotecas, etc., que expediere la bebida alcohólica que llevaron al menor al estado de ebriedad.
Art. 4º:​ Los importes recaudados en virtud de las sanciones previstas en la presente ordenanza serán aplicados, por medio de una cuenta con afectación,
exclusivamente al fomento de políticas educativas y preventivas vinculadas a esta problemática y a la promoción de actividades que despierten interés positivo en los jóvenes.

PROYECTO COMPLETO
VISTO.
El crecimiento de hechos contravencionales generados en nuestra Ciudad en su gran mayoría los autores son menores de edad, y

CONSIDERANDO.


Que el consumo de alcohol y de estupefacientes en menores, genera disturbios
(roturas de vidrieras de comercios, daños en vehículos particulares, policiales,
municipales y edificios públicos, monumentos, etc.) y peleas especialmente los fines de semana y en horario de madrugada, que no solamente afectan la tranquilidad de la población, sino que muchas veces ponen en riesgo la integridad física de los intervinientes y de aquellas personas que buscan distracción en forma debida.

Que en los últimos tiempos es notable y muy preocupante el aumento del consumo de alcohol y estupefacientes por parte de menores de 18 años, situación esta de la cual no debemos mantenernos ajenos.

Que todo ello refleja una falta de supervisión y cuidado de las conductas de los
menores por parte de los responsables primarios de ellos, es decir, sus progenitores, tutores, curadores o guardadores.

Que se hace necesario resaltar la responsabilidad que pesa sobre los padres,
tutores, curadores o guardadores, sancionando el actuar culposo y negligente de los mismos, quienes deben esforzarse por evitar y prevenir las conductas inapropiadas de los menores a su cargo, bregando por un desarrollo físico, psicológico y social de éstos.


Que el artículo 1.114 del Código Civil, dispone que los padres, tutores, curadores o guardadores serán responsables por los daños que causen los menores a su cargo que habiten con ellos.

Que en este proyecto se pretende dar un escenario claro y preciso en prevención y docencia, otorgando al Juzgado de Faltas local las herramientas jurídicas necesarias para controlar la actividad nocturna en lo referido a la conducta de los menores de 18 años.

Que si bien conocemos y sabemos que algunas de las conductas están tipificadas como faltas, contravenciones o infracciones municipales, otras no están contempladas y pretendemos legislar en el uso de las facultades propias que tenemos como concejales cuando las conductas a reprimir afecten la moral, las buenas costumbres, el orden público, la salud, la seguridad y/o bienestar de las personas y/o el patrimonio privado o municipal.

Que cuando las conductas no queridas involucran a menores de edad, la
competencia es tutelar e intervienen los Jueces de Menores, impidiendo a las
autoridades locales aplicar sanciones. Lo que se pretende mediante esta ordenanza es, en concordancia con el Juzgado de Faltas local, es responsabilizar a los mayores de la conducta de los menores a su cargo.

Que sin duda alguna, tales iniciativas provocan el debate necesario que debe tener cada comunidad respecto al tema en cuestión, dando lugar a todas las posturas y respetando las mismas por cuanto la problemática acepta y contiene distintos abordajes, tanto desde el aspecto preventivo sanitario y asistencial, como desde el sancionatorio y punitivo.

Que el abordaje de la problemática en cuestión no se contrapone, enfrenta ni invade órbitas legislativas o jurisdiccionales de superior jerarquía, puesto que las normas que regulan la venta y consumo de alcohol a menores de edad, tienen un ámbito de aplicación material distinto y están destinadas a regular conductas no contempladas en la presente ordenanza.

Que la patria potestad cabalmente entendida, más allá de los derechos que incluye, es fundamentalmente el conjunto de deberes de los padres o tutores sobre la persona de sus hijos para su protección y formación integral. Si como se ha dicho, los padres son responsables patrimoniales por los daños causados por sus hijos, ello lleva implícito hacerse cargo de las multas que se imponen en la presente.

Que el espíritu de esta norma está lejos de pretender un mero fin fiscal, persecutorio
o de avanzar sobre las libertades y derechos individuales, su pretención no es el castigo sino la protección de los propios menores, su finalidad es contribuir desde el estado municipal a un mejor desarrollo del menor, propugnando su cuidado y el de la sociedad

Por ello
El Honorable Concejo Deliberante de Baradero en uso de sus atribuciones,
propone la sanción del siguiente proyecto de

ORDENANZA.


Art. 1º: ​Serán sancionados con multa de uno (1) a tres (3) sueldos básicos de la categoría inferior del ingresante en el escalafón administrativo municipal, en su equivalente a treinta (30) horas semanales:
1) Los padres, tutores, curadores o guardadores, cuando se detecten las
siguientes conductas efectuadas por menores de 18 años a su cargo:
a) Se encuentren en estado de ebriedad.
b) Produzcan desórdenes en la vía pública y lugares de acceso al público y
elementos de origen particular, oficial y municipal.
c) Se encuentren en lugares y horarios no permitidos.
El Juez de Faltas podrá, en caso de imposibilidad económica fehaciente
comprobada mediante los medios pertinentes, convertir la multa impuesta en tareas
comunitarias y de trabajo de conciencia educativa.

Art. 2º: ​Los hechos tipificados en la presente serán comprobados por las
autoridades policiales, quienes siguiendo procedimientos fijados en la legislación vigente e imperante en la materia, labraran acta donde quedará debida constancia de los mismos y lo elevarán al Juzgado de Faltas local para determinar las sanciones que correspondan conforme lo estipula el artículo 1º.

Art. 3º:​ Los padres, tutores, curadores, guardadores, serán eximidos de abonar la multa con que se sancionen las conductas tipificadas en el artículo 1º, cuando pudiere denunciar, con pruebas fehacientes, el local, comercio, cantina de club, institución de bien público, bar, pubs, bar dancing, discotecas, etc., que expediere la bebida alcohólica que llevaron al menor al estado de ebriedad.

Art. 4º:​ Los importes recaudados en virtud de las sanciones previstas en la presente ordenanza serán aplicados, por medio de una cuenta con afectación,
exclusivamente al fomento de políticas educativas y preventivas vinculadas a esta problemática y a la promoción de actividades que despierten interés positivo en los jóvenes.

Art. 5º: ​Comuníquese al D.E.M.

El lunes por la mañana sobre el particular en “Quien quiera oír que oiga” dialogamos con el concejal Guillermo Paniagua, autor del mencionado proyecto.

AUDIO