888888888888888888888

Por PABLO ARIEL GONZALEZ

Luego de nuestra denuncia pública, en la que dábamos cuenta, acompañando la documentación del caso, de la disposición del Director de nuestro Hospital Municipal, a partir de la cual se le otorgaba PRIORIDAD de atención en la guardia médica a los de IMPACTO DE FE, el periodista ultra oficialista, Gustavo Bo, en la FM Diferente le hizo una nota a Mariano Davio, la cual luego, fue levantada en el Boletin Oficial que tiene el gobierno comunal: BTI.

17793433_10212582215416705_909839026_n

En una entrevista montada para defender lo indefendible, justificar lo injustificable, y tratar de desviar el eje principal de la cuestión, el periodista a sueldo con el que cuenta el poder político local, en todo momento basó su preocupación por lo sucedido en un solo hecho: La filtración pública de un documento público, por parte de empleados o vaya a saber quién o quiénes, con funciones dentro del municipio local.

En contra de la consideración popular, unánime de nuestra sociedad, repudiando este tipo de hechos, Gustavo Bo, con signos de una clara molestia por lo acontecido, INSTIGÓ al Dr. Mariano Davio, y  a través de él, al resto de los funcionarios del gobierno comunal, a que acentúen las persecuciones políticas a empleados municipales en pos de lograr que este tipo de situaciones dejen de acontecer, y lo hizo de esta manera que a continuación te mostramos:

17813734_10212604231767100_173697795_n

Como nunca antes había sucedido en nuestra ciudad, hoy, dentro de nuestro municipio, se está llevando, LITERALMENTE, una cacería indiscriminada contra un grupo importante de trabajadores, identificados en todos esos casos, con el gobierno anterior, y solo y tan solo, por pensar de una manera distinta a lo que ellos piensan desde lo partidario y político también.

Verdaderamente REPUDIABLE es esta actitud desenfadada que está llevando adelante un periodista de nuestra ciudad, el cual, en lugar de celebrar y con posterioridad cuestionar este tipo de privilegios otorgados dentro del hospital, se dedica a cuestionar, atacar y pedir más persecución política, a quienes, en bien de todos, hacen público este tipo de hechos discriminatorios, injustos, y desigualitarios, para el común de los mortales que habitan nuestra ciudad.

Sobre este hecho, en «Quien quiera oír que oiga» esto manifestamos: