El gigante lácteo justificó la drástica medida en la caída de la producción nacional de leche. Esa planta procesaba 700 mil litros diarios de leche y ese nivel decayó hasta los 40 mil actuales.

0011251030

Mastellone Hermanos, la compañía que controla La Serenísima, anunció el cierre de su planta clasificadora de Rufino para mediados de año, debido a «la caída en el recibo de materia prima». Ante este contexto, la compañía ofreció al personal de planta la posibilidad de traslado a otros establecimientos de la empresa.

14803080_1245192245503101_513554789_o 14799917_1245192415503084_1376223224_o

16143970_10211850532525090_461963568_n

El cierre, que se llevará a cabo el 31 de julio de este año, estuvo motivado «por el estancamiento en la producción nacional, que llevó a que el año pasado el país produjera 9.500 millones de litros de leche, cifra menor a lo producido en 1998″, indicó la empresa láctea.

 

15843975_127370514429749_5190036578112210499_o44444444444444444444 15825959_127395811093886_224757216781418642_n

Vera: «El Papa está sorprendido por la cantidad de despidos que hay en Argentina»

«Una conjunción de varios factores provocó una importante caída en la producción nacional, afectando el nivel de actividad de todo el sector en general y de nuestra empresa en particular. Como consecuencia de ello,la planta no está en condiciones de procesar la cantidad mínima de leche para ser sustentable operativamente», indicó la empresa propietaria de la firma La Serenísima.

16735918_10212090809771871_1136809274_n-400x170 1

También advirtió sobre «la competencia con empresas que operan en la marginalidad, que impacta negativamente en el recibo de leche de la compañía y la advaersidad climática significativa, que redujo la cantidad de tambos remitentes».

NUEVO_EDEN_bannerdigital_05

15571320_10211499492589311_875266505_n

La producción de leche cayó a niveles históricos, similares a los de mediados de los ’90 y las principales usinas lácteas atraviesan problemas financieros.

Daer: «Se multiplican los despidos a lo largo de todo el país, es una etapa crítica»

La tarea de esa planta era recibir leche cruda de los tambos, clasificarla por cantidad de bacterias y células somáticas y luego enviarla a otras plantas de elaboración.

Toda la empresa, con un plantel de 4.200 empleados, venía procesando 4,5 millones de litros diarios y ahora está en 3,5 millones de litros diarios. Hace alrededor de 7 años, la planta Rufino de La Serenisima procesaba unos 700 mil litros diarios de leche. Esa cantidad descendió a 400 mil litros 3 años atrás. Y ahora solo trabaja dos días a la semana con una cantidad mínima, que haciendo un promedio no llega a 40 mil litros por día.

MINUTO UNO