0010571641

Los panaderos atribuyen el nuevo incremento a que el sector enfrenta una suba del 40% en los costos de producción, una caída del 20% en las ventas y el avance clandestino, «debido al cierre de muchas panaderías que siguen operando con las persianas bajas».

1

NUEVO_EDEN_bannerdigital_05

A la batería de incrementos que ya se aplicaron en apenas dos meses, ahora hay que sumarle otro golpe duro para el bolsillo de los trabajadores. Desde el lunes próximo, el precio del kilo de pan aumentará un 15% en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, por lo que se ubicará cerca de los 50 pesos, y el sector analiza hacer un lockout por denuncias no respondidas por parte del Gobierno.
15571320_10211499492589311_875266505_n 14803080_1245192245503101_513554789_o 14787635_1245192512169741_1516957399_o-2-12-400x188

Así lo confirmó este lunes el presidente de la Federación Industrial Panaderil de la provincia de Buenos Aires, Emilio Majori, en viaje a una cumbre industrial en la ciudad santafesina de Rosario.

15843975_127370514429749_5190036578112210499_o44444444444444444444 15825959_127395811093886_224757216781418642_n

Presidentes y representantes de asociaciones de panaderos de toda la Argentina se reunirán esta tarde en Rosario para analizar los pasos a seguir ante «el alarmante avance de la clandestinidad» en el sector.

16143970_10211850532525090_461963568_n
16735918_10212090809771871_1136809274_n

«Hay comerciantes que hacen pan en un galpón con la persiana baja, sin empleados y sin pagar impuestos, y luego lo venden en los comercios de barrio o supermercados», se quejó Majori al denunciar la competencia desleal.

16176348_10211858617407207_97580606_n 16195853_1645344999104774_5809721016890252715_n

Señaló el dirigente panadero que hace cinco años viene denunciando esta situación ante las autoridades nacionales, provinciales y municipales sin encontrar ningún tipo de respuestas, por lo que «se analiza un lockout».

M1