15782149_10211642408282114_772136640_n

Por PABLO ARIEL GONZALEZ

Tan necesaria como el agua para los seres vivos, tan significativo como el corazón para un organismo humano, tan relevante como los bosques para el planeta tierra, tan indispensable como el oxígeno para los seres vivos, tan así es UN PRESUPUESTO diseñado en base al armado político y estratégico de quien gobierna y esos INGRESOS que se generan, por la recaudación que se obtiene de las tasas que un municipio percibe, sin los cuales, todo lo primero se cae como un castillo armado por barajas en territorio donde el viento manda y sin excepciones.

Hace un mes aproximadamente que, en el gobierno local, no existe preocupación alguna que pueda arrebatar del podio a esto que mañana va a ocurrir en el HCD, la aprobación o rechazo de algo que, sin sustento legal y factitivo que lo mantenga en pie, en el imaginario colectivo del oficialismo sin embargo, aunque nadie se explica en base a qué, vive, respira y pretende seguir andando.

En todo este tiempo, NI alla cuando nació erguido y saludable, NI luego cuando a renguear y largar baba por la boca empezó a desfilar, se la vio o escuchó a la intendente, accionar, a través de la participación, y el dialogo, siempre necesario, con la oposición, a los efectos de destrabar esta cuestión, consensuar un acuerdo con ellos, y lograr una salida DECOROSA y LEGAL a este ABERRANTE suceso por el que hoy atraviesa la democracia baraderense.

Nunca se acercó al concejo, nunca se reunió con la oposición, esta de viaje, ya casi como una premisa inevitable, sale a responder cada vez que se pregunta por ella.

Solo Martín Genoud, SIEMPRE solo Martín Genoud, fue quien subió, bajó, levantó el tubo, en fin, a su manera, trató de que esta LOCURA institucional que acontece en el HCD en la actualidad, se destrabe, pero con él solo no alcanza, cuando las papas queman y con claros síntomas de no tener retorno, hace falta algo más, la figura de la intendente en este contexto se torna por demás de trascendente e inevitable.

Si queres, NO por apego al dialogo, sino por una cuestión de SUPERVIVENCIA política, Fernanda debió haber estado ahí, pero, lamentablemente, NUNCA estuvo.

Una pregunta que en su génesis sonaba sin sentido, a medida que paso el tiempo se fue haciendo más y más espartana y presente ¿Qué le pasa a Fernanda?

Se la ve poco, en Baradero, en la segunda y en todos lados, su AUSENCIA ya casi forma parte de una regla que comparten la mayoría de los vecinos de nuestra ciudad.

Como abogada que es, como diputada y concejal que supo ser, como máxima autoridad política de la ciudad en la actualidad, se presume que debe tener suficientes dotes, muchos de esos nacidos de su experiencia como funcionaria pública, como para lograr zanjar esta situación, su aporte se supone casi invaluable, su gobierno depende en gran medida de lo que mañana se va a votar en el HCD, sin embargo……….NUNCA apareció.

No dialoga con la oposición, no recibe a los vecinos de a pie, ya casi no tiene contacto con el mundo que hace a la realidad, esa muy distinta a la que acontece dentro de las cuatro paredes de su oficina o de las de los funcionarios provinciales y nacionales que, se dice, a diario visita, muy diferente también a la que existe en aquellos lugares que continuamente elige para vacacionar.

El barco tiembla amenazado por el gran témpano que se aproxima, y ella, como si nada, sigue disfrutando del armado de su realidad, ese que en la mayoría de los casos, no conoce otra pista que, la que le facilita su face.

14803080_1245192245503101_513554789_o 14787635_1245192512169741_1516957399_o-2 15571320_10211499492589311_875266505_n 1