sin-titulo4444444444444444444444444

Hace un rato la concejal Adriana Alonso llamó  ala policía ¿Motivo? le marcaron las rejas de su portón con tres rayas blancas.

Ella, junto a su pareja, se fueron a pasar sus vacaciones al Camping de Lema, se llevaron una casilla, y desde las fiestas decidieron pasar enero junto al río.

14803080_1245192245503101_513554789_o 14787635_1245192512169741_1516957399_o-2

Se sabe que los delincuentes tiene  manera de comunicarse entre ellos y esto lo hacen a través de las marcas que dejan en las casas, potenciales lugares a delinquir por parte de ellos.

Estas son las marcas que dejan en los distintos lugares, a los efectos de aportar data, con sus códigos, de lo que en ellas hay.

robocasas

En este gráfico que te mostramos, las tres rayas indican lo siguiéndote:

robocasas111111

La duda está y lógicamente el temor y la preocupación, también.

Todos estamos preocupados por la inseguridad y a veces no reparamos en la evolución que van teniendo los delincuentes para robar.

Como te dijimos sabido es que uno espera siempre el shock de una acción violenta cuando ingresamos en auto o salimos o regresamos a nuestros hogares.
Pero existen otras formas de robo. Planeados, con zonas liberadas, con inteligencia previa y con bandas a las que sólo les importa desvalijar un domicilio sin que quienes las habitan no estén allí. Con la llegada del verano muchos episodios se repiten. Domicilios que están vacíos por varias semanas y el escenario adecuado para que ellos trabajen.

1
Son bandas mixtas: una parte se dedica a marcar casas y buscar próximas víctimas y la otra ejecuta el robo. Muchas veces la gente que sale de vacaciones deja como forma de prevención una luz encendida, una radio de fondo o alguna ventana sin bajar una persiana para que parezca que en la casa está viviendo alguien.
Primero, fueron símbolos que los delincuentes interpretaban para saber si robar o no en una casa. Lo que parecía un mito se confirmó con el correr de los meses. Símbolos que daban características de las personas y algún dato de como ingresar.
Pero todo eso fue cambiando, pese a que hay nuevos códigos más simples para ellos. La mayoría de las viviendas son marcadas con pintura en aerosol, algo tan sencillo como una cruz en el cordón o una pequeña señal sirve para indicar que allí los moradores están de vacaciones. Aunque en los últimos casos se evidenciaron formas de marcar una casa con elementos cotidianos. Aquí una guía de los nuevos códigos.

La prueba del lazo
Los delincuentes atan en alguna reja visible una pequeña cuerda (no importa el color), el delgado elemento pende de allí sin ser alertado por sus dueños ya que el elemento indica que están de vacaciones. Es más, si nadie lo remueve para los ladrones será la prueba clave.

Una raya en el portón
Generalmente utilizan una tiza de color blanco o rojo. Los marcadores de casas dibujan una pequeña raya en uno de sus costados. La marca se asemeja tal vez a una travesura de chicos, pero para los delincuentes significa que el domicilio está desocupado desde hace meses.

15571320_10211499492589311_875266505_n

El método de la botella
Usualmente se coloca en casas que no tienen un acceso directo desde la calle, es decir, un par de escalones, un pequeño patio o un pasillo. Allí los ladrones colocarán una botella pequeña y esperarán que alguien la retire. Si esto no ocurre para ellos significa que no hay nadie. Por eso, si en el antejardín o patio exterior, detecta la presencia de elementos que no son propios de su casa, retírelos de inmediato, normalmente se trata de señuelos que lanzan los delincuentes para verificar la presencia y/o ausencia de sus ocupantes.

El papel sospechoso
Otro método muy usado se conforma colocando un papel en un portón o puerta de ingreso. Casi siempre, es un volante que parece de publicidad y que alguien dejó allí para vender algo. Pero detrás de esta acción se esconde el verdadero objetivo de los delincuentes. Saben que nadie abrió esa puerta ni ingresó por varios días.

Una extraña cinta
Saber si hay alguien o no en una vivienda es muy fácil y con el método de la cinta más todavía. Los ladrones colocan una cinta adhesiva alrededor de un portón movible, si todo sigue como está saben que sus moradores se fueron por largo tiempo.
Aunque todo esto parezca del guión de una película de ficción, en la práctica existe. Es otra tipología de ladrones. Robos más pensados y meditados. Sin violencia pero con un saldo nefasto. Preste atención, porque en los próximos meses este tipo de delitos se agudizan. Ellos siempre están pensando en nosotros, lástima que para robarnos.
A raíz de lo acontecido, según nos cuentan, un patrullero de la comunal recorrerá continuamente la casa de Alonso, en la que, ni ella ni su npareja están, pero si su hijo.

Ampliaremos.