Imagen del video que muestra a los vecinos que armaron una fogata. 

Un joven de 20 años fue arrojado al fuego por un grupo de vecinos que lo acusaba de haber participado del crimen de un colectivero cometido el martes pasado en el partido bonaerense de Merlo. El hecho ocurrió el sábado a la noche y el joven sigue internado en estado grave. La Justicia, en tanto, intenta establecer quiénes participaron del ataque.

La víctima es cuñado de Jonathan Acosta, quien está preso por el crimen del colectivero Federico Rivero, hecho al que los vecinos también lo vinculan y por el cual incendiaron su casa situada en Marcos Sastre al 1300, de Merlo, y lo arrojaron al fuego.

Tras el ataque, fue trasladado al Hospital Eva Perón de esa localidad, donde permanece en terapia intensiva, intubado y con serias quemaduras en el cuerpo.

La fiscal Paula Salevsky, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Morón, ordenó la toma de testimonios de los familiares del joven que se encontraban con él al momento del hecho, y los investigadores creen que cuatro de los manifestantes que se reunieron frente a la vivienda son quienes lo atacaron.

Un hermano del herido, Guillermo, comentó en un canal de noticias que la familia solicitó su traslado al Instituto del Quemado, y negó que el joven haya estado involucrado en el crimen del colectivo, aunque admitió que «andaba robando». «No viene al caso tratarlo de esta manera, tienen razón, pero no con esa justicia, no haciéndole lo que le hicieron», expresó.

El incendio se produjo cuando el muchacho se encontraba junto a su hermana y otras personas de su entorno familiar y varias personas se reunieron frente a la vivienda y comenzaron a gritarles «¡Asesinos! ¡Chorros!» Los manifestantes arrojaron piedras, palos y botellas contra la casa, mientras que uno de los agresores ingresó armado con un cuchillo al lugar, aunque no logró herir a ninguno de los presentes.

De acuerdo a las fuentes, en ese momento otras personas irrumpieron en el lugar y prendieron fuego el humilde inmueble, tras lo cual tomaron al joven por la fuerza y lo arrojaron a las llamas.

Por el crimen del colectivero Rivero permanece detenido Acosta y un segundo sospechoso. El homicidio ocurrió el martes de la semana pasada,  cuando el chofer se encontraba dentro de su auto y fue sorprendido por dos delincuentes que intentaron robarle el vehículo y otras pertenencias, y que lo balearon cuando él se resistió.

PAGINA 12

Related Posts