En este momento, y en función de los dos casos con COVID 19 confirmados hace unos minutos atrás, el temor a la crecida de casos de contagios en nuestra ciudad, se ha adueñado de almas de todas las autoridades de la salud pública de nuestra comuna.

Es que los vecinos con CORONAVIRUS confirmados, son profesionales de la salud, que en su ínterin laboral dentro del Hospital Lino Piñeiro, aunque a ciencia cierta hasta ahora no se ha logrado determinar con cuántos, con un número superior a los cuatro médicos y una enfermera que se encuentran aislados, sin dudas ellos han mantenido contacto en el día de ayer.

En virtud de ello, es que en este momento se estarían replanteando varias cuestiones en torno a las medidas tomadas a esta hora y las a tomar, en las que están por venir.

Entre otras cuestiones que a ellas hacen, está la preocupación que hace a la plantilla de profesionales de la salud locales avocados a la lucha contra la PANDEMIA en Baradero, y su posible reducción protocolar ante la seria posibilidad que con muchos de estos, los dos casos positivos, hayan mantenido peligroso contacto dentro del Lino Piñeiro.

Y en este recorrido, estamos dejando afuera a vecinos y afectos de ellos ajenos al nosocomio local, que en desconocimiento de la existencia del CORONA en sus organismos, con ellos han mantenido contacto en las últimas horas.

Ya se está hablando de un número de posibles contagios, que hasta hace unas horas atrás, parecía más que lejano en nuestra comuna.

Habrá que esperar, y en la espera, desear y hacer fuerza para que nada de esto acontezca.

Pero la cosa, hay que decirlo, ha cambiado, y para mal.

Related Posts