Las buenas intenciones, si del estado no se les pone las condiciones claras, reglas explicitas, y las duras sanciones del caso por su desacato a lo dispuesto por un gobierno con su sociedad en situación de guerra, solo a un puerto van a parar, al de la impiadosa frustración.

El gobierno nacional ha decidido dar créditos blandos a las empresas, Pymes y comercios de todo el país, para que a través de ellos, puedan afrontar el pago de los salarios de sus trabajadores, pero la forma y requisitos que se han impuesto desde los bancos para que ellos logren ser efectivizados en los hechos, para la enorme mayoría de ellas y, son de insalvables soluciones tal como fueron estipulados.

En el audio, sobre las trabas y casi imposibles condiciones que sortear, en detalles, te contamos.

AUDIO

Related Posts