Las fuerzas federales de seguridad ya detuvieron, demoraron o notificaron a esa cantidad de gente durante los controles desde que entró en vigencia el decreto de aislamiento social, obligatorio y preventivo  Más de 2000 personas fueron arrestadas o demoradas por incumplir con la mencionada norma en la Ciudad.

Unas 13.500 personas fueron detenidas, demoradas o notificadas por las fuerzas federales de seguridad en todo el país por violar el decreto de aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado para mitigar la propagación del coronavirus.

De acuerdo a los últimos datos aportados este domingo tarde por el Ministerio de Seguridad de la Nación, la Gendarmería Nacional, la Prefectura Naval, la Policía Federal y la Policía de Seguridad Aeroportuaria controlaron desde el viernes 20 de marzo pasado, cuando comenzó a regir al decreto, un total 490.963 personas y detectaron 13.510 infractores.

Las fuentes de dicha cartera informaron que sólo entre las 21 de ayer y las 15 de hoy fueron controladas 41.151 personas, 1.396 de las cuales fueron detenidas, demoradas o notificadas. al tiempo que se secuestraron 146 vehículos de un total de 27.188 fiscalizados en el mismo período.

Respecto a los controles de tránsito, las fuerzas federales inspeccionaron desde el inicio del aislamiento hasta esta tarde unos 343.708 vehículos y secuestraron 1.241.

El último sábado, un hombre de 43 años que tenía pedido de captura activo desde 2013 en una causa por «encubrimiento» fue detenido mientras caminaba por el barrio porteño de Mataderos, cuando fue identificado por personal policial que lo interceptó por estar incumpliendo las medidas de aislamiento obligatorio.

Otros dos hombres fueron detenidos en Flores, luego de que en un procedimiento de control la Policía constatara que ya habían violado la cuarentena el 21 de marzo.

Durante el procedimiento, ambos agredieron a los agentes, golpearon el patrullero e intentaron fugarse.

En tanto, en el barrio de San Cristóbal la fuerza de seguridad porteña detuvo a una pareja de chilenos de 28 y 22 años que había llegado al país el 15 de marzo, se encontraba circulando por la vía pública y, al ser abordada por los agentes, no pudo justificar el motivo por el que estaba allí ni tenía documentación que acreditara sus identidades.

En Jujuy, por ejemplo, fueron detenidas 1.055 personas (873 hombres, 117 mujeres y 65 menores) desde el inicio de la cuarentena hasta el sábado a la tarde.

En Formosa fueron arrestadas 518 personas durante el sábado y el total alcanzó las 3.946 detenciones.

En Córdoba, en tanto, fueron detenidos, demorados o notificados hasta esta esta tarde unos 3.172 ciudadanos que se encontraban circulando sin justificativo.

Mientras que en Santa Fe el acumulado hasta hoy era 5.459 detenidos, uno de los cuales, identificado como un empresario gastronómico de Rosario, fue acusado de violar 14 veces el aislamiento, por lo que se le dictó la prisión domiciliaria.

En Mendoza, un total de 2.023 personas que fueron imputadas y luego trasladadas a su domicilio para que realicen la cuarentena de forma obligatoria.

En tanto, el pasado sábado fueron detenidas 303 personas en San Luis durante los controles de prevención, en los que también se secuestraron 38 vehículos, por lo que el total de aprehendidos en esa provincia alcanzó los 1.585.

En Santa Cruz fueron realizados 2.669 controles vehiculares en toda la provincia, en los se identificó a 3.228 personas, de las cuales 414 fueron detenidas o notificadas judicialmente por circular sin justificación.

En Corrientes, sólo a demoraron a 105 personas (45 en la capital provincial y el resto en el Interior) y secuestraron 15 vehículos.

De esta manera, los demorados en esa provincia ya llegaron a los 1.200 desde el comienzo de la cuarentena obligatoria.

Las fuerzas federales de seguridad ya detuvieron, demoraron o notificaron a unas 13 mil personas en todas las rutas y accesos del país desde que entró en vigencia el decreto de aislamiento social, obligatorio y preventivo para mitigar la propagación del coronavirus ( Orthocoronavirinae), según se informó este domingo oficialmente.

De acuerdo a los últimos datos aportados por el Ministerio de Seguridad de la Nación, la Gendarmería Nacional, la Prefectura Naval, la Policía Federal y la Policía de Seguridad Aeroportuaria controlaron desde el viernes 20 de marzo a 467.288 personas y detectaron 13.006 infractores de la medida.

Más de 2000 detenidos o demorados en la Ciudad

Más de 2000 personas fueron detenidas o demoradas por violar el aislamiento social, preventivo y obligatorio para mitigar la expansión del coronavirus en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires desde que comenzó a regir la medida hace nueve días, según datos del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño.

De acuerdo a los datos acumulados hasta esta tarde, de un total de 2.044 personas, 318 fueron detenidas y 1.726 demoradas, notificadas o trasladadas a sus domicilios.

También desde el viernes 20 de marzo hasta las 16 de hoy, la Policía de la Ciudad secuestró 97 vehículos conducidos por personas que no tenían justificativo para circular.

Además, en el mismo período, la Línea 147 recibió 10.537 denuncias por incumplimiento del aislamiento obligatorio.

Por su parte, el vicejefe de Gobierno porteño, a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad, Diego Santilli; y su secretario de Seguridad, Marcelo D’Alessandro, estuvieron presentes este mediodía en avenida General Paz y San Martín, uno de los 131 puestos de control montados en la Ciudad y sus accesos.

Santilli sostuvo que como la «transitabilidad con la provincia de Buenos Aires es esencial se cerraron los pequeños cruces para poder controlar mejor», dejando activos los principales puntos de circulación.

«El miércoles hubo más gente de la que tenía que haber en la calle, pero ya el jueves y viernes se notó la merma: hubo un 98 por ciento menos de usuarios en subte, 96 por ciento menos en tren y 90 en colectivos», subrayó el funcionario.

Asimismo, elogió el trabajo conjunto con Nación y Provincia y remarcó el nuevo sistema de «permisos unificados para la gente con trabajos esenciales pueda circular mejor en la calle», el cual diferencia a aquellos que trabajan para tratar la epidemia de aquellos que salen a la calle por cuestiones eventuales.

«El objetivo de la cuarentena es que el virus no se propague y que crezca por debajo de la curva, así todo el sistema de salud puede contenerlo. Los resultados son positivos y hay un gran cumplimiento al aislamiento por parte de la población», agregó.

Por su parte, D’Alessandro enfatizó la importancia de que la gente «se quede en casa» para evitar «la circulación social del virus”.

«No son medidas fáciles pero necesitamos que se cumpla con la cuarentena. Por eso la Policía de la Ciudad está llevando adelante todo este despliegue de controles. Tenemos un alto acatamiento pero es importante remarcar que todos los que no cumplan con el aislamiento serán puestos a disposición de la Justicia», finalizó.

Related Posts