Estas cosas que te contamos, lejos, muy lejos están de formar parte de una nota surgida de una revista de chimentos de la Argentina.
Estas son las cosas que, puertas adentro del municipio, están generando un malestar SIN precedentes en la gestión Tito Sanzio, y que de a poco, día a día, pero sin pausa, están socavando la imagen del actual gobierno comunal de Baradero.
Los AMIGUISMOS, los LAZOS SANGUINEOS, y los cargos con alta responsabilidad dentro del municipio, solo y tan solo en base a ellos DESIGNADOS, como bombas, NO dejan de detonar cada día que pasa en el universo del estado comunal desde que Tito Sanzio asumió como intendente de nuestra ciudad, alla por diciembre del 19.


Lleno de parejitas, llenos de amigos de…un sinfín de favores políticos saldados con el otorgamiento de UN CARGO en la estructura municipal, con los Zarateños adentro de esta bolsa, no paran de hacernos recordar, y todo el tiempo, al gobierno que los baraderenses patearon en las urnas el año pasado, entre otras tantas cosas, por cuestiones como estas que en el actual, NO paran de repetirse.
Valeria Viglieti, y nada contra ella tenemos, hasta un día antes de unirse sentimentalmente con el hombre, amigo de extrema confianza de nuestro intendente comunal, a Nicolas Moreira estamos haciendo alusión, dentro de la administración pública municipal, cumplía un cargo de tercer nivel, era la segunda de Jennifer Barras en el area de liquidación de sueldos.
Ella entro a trabajar en el municipio con CAMBIEMOS, y si bien eso de por si, y así largado, NO DICE NADA, para la gran mayoría de los empleados municipales afines a esta gestión, formaba parte de la tropa más fiel de todas, de la intendenta comunal, la Dra. Fernanda Antonijevic.
Asumido Sanzio como intendente, y por pedido de Nicolas Moreira y Rodolfo Lacabanne, la ascendieron a Directora de Recursos Humanos, puesto clave y de suma relevancia dentro del municipio, vale decir, otra JEFA, una más, designada por su relación con uno de los poderosos del gobierno comunal.

Si fuera UNO, vaya y pase y muy poco habría para reprochar, pero lejos, años luz está de ser EL CASO, cerca de una veintena se contabilizan a tan solo dos meses de gestión, y eso, al igual que ocurrió con CAMBIEMOS, solo admite el reproche y los cuestionamientos.

Nosotros lo criticamos ayer y en consonancia con nuestro estilo de hacer periodismo, también lo criticamos hoy.

Ellos, los que hoy nos gobiernan, también lo cuestionaban ayer, y a diferencia de nosotros, lejos de criticarlo, lo repiten bajo su gestión.

En síntesis, con su accionar contrario a sus palabras de ayer, ellos mismos son, los que se terminan criticando.

Sus conductas, NO ADMITEN prueba en contrario.

Related Posts