La semana pasada, el delegado de Alsina, Ariel Wirzi, gestionó la llegada de una Pyme con 40 puestos de laburo a aquella localidad olvidada de nuestro partido.

En realidad, la mencionada gestión se viene llevando a cabo desde hace un mes a la fecha, pero lo que pasó la semana:

Hubo una reunión informal en la localidad de Alsina, y en ella se decidió el día jueves por la mañana, CERRAR la llegada de esta inversión al Partido de Baradero.

Para ese día, el intendente cito al empresario al que hacemos referencia en su propio despacho.

Pero resulta que, cuando el empresario fue a la municipalidad, el intendente NO ESTABA, lo atendió Rodolfo Lacabanne, junto a Rodrigo García Otero, el zarateño con plenos poderes, que de aquella localidad supieron traer para que cuasi gobierne la República de Baradero.

Luego de la reunión llevada a cabo con los socialistas, y sin nada sacado en concreto, con muchísima decepción se fue el citado empresario a su lugar de origen, nos cuentan que, hasta sintió que en Baradero, LE TOMARON EL PELO.

El EMPRESARIO en cuestión, ya quiere arrancar con su PYME, de hecho tomo posesión del lugar en el que su empresa va a funcionar en Alsina.

La mano de obra, toda alsinera.

Qué cosa che.

Related Posts