Ocurrió hace unos instantes en nuestra ciudad.

En un operativo de transito que se estaba llevando a cabo hace unos instantes nomas, la policía para a un joven que en su moto iba circulando, y como de estilo se usa, los papeles de la misma e identificación personal, al motorizado le requiere.

El joven arranca a alta velocidad, y huye.

La policía lo persiguió.

Y en Rodríguez y Cabrera, la moto quedó tirada.

A las dos ruedas, su tenedor, poseedor o dueño, “LA ABANDONÓ”

La moto fue secuestrada.