Tal como denunció el ministro de Obras Públicas a comienzos de enero, el programa mediante el cual el gobierno de Mauricio Macri prometió 4 mil kilómetros de mejoramiento vial no registró ningún avance significativo.

Uno de los principales argumentos de los gobiernos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal para defender sus gestiones fue la puesta en marcha de la construcción de miles de kilómetros de rutas mediante el cual – prometían – sería más seguro viajar y bajaría el índice de accidentes. Sin embargo, los datos revelan que se trató de una puesta en escena.

Tras el cambio de gobierno, el primer funcionario en poner en cuestionamiento el discurso macrista fue el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, quien en declaraciones radiales criticó que “anunciaron que iban a hacer 4 mil kilómetros del programa Rutas Seguras e hicieron cero”.

Dicho programa constaría de obras de ampliación y ensanchamiento de rutas, además del asfaltado de banquinas, señalización y cruces a distinto nivel en puntos neurálgicos. Un informe de la Unidad de Auditoría Interna de la Dirección Nacional de Vialidad, realizado a fines de 2018, reveló que sólo se habían construido 6 kilómetros.

Según el informe que fue elaborado a pedido de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN), publicado por el portal chequeado.com, “el programa ´Rutas Seguras` prácticamente no registra avances”. “Se ejecutaron solamente 6 de los 4 mil kilómetros planificados, es decir un 0,15% del total anunciado”, agrega.

Además, según el mismo medio, la próxima parte de la auditoría se publicará en marzo, pero no hay signos de que el programa vial haya avanzado de modo significativo durante 2019.

En la entrevista radial, realizada el 11 de enero, en la que Katopodis denunció el incumplimiento de la promesa macrista, informó también que llevan adelante una auditoría propia acerca del estado de las obras y que “en la medida que encontremos irregularidades que ameriten algún tipo de denuncias, vamos a seguir los pasos correspondientes porque la sociedad pide transparencia”.TE PUEDE I

Además, disparó que los funcionarios del gobierno anterior “estaban de los dos lados del mostrador” porque “el sistema estaba preparado para garantizar ganancias extraordinarias a grupos económicos”. “Hay empresas fantasmas que ganan las concesiones y no tienen la capacidad para hacerse cargo de las obras”, añadió.

El programa Rutas Seguras se licitó bajo el mecanismo Participación Pública Privada (PPP). De los seis corredores viales que se licitaron, sólo se anunció el inicio de las obras previstas para la Ruta 7, entre Junín y Vedia, en territorio bonaerense, que finalmente no registró avances.

INFOCIELO