Dos jóvenes que se encontraban en el mismo complejo donde se alojaban los acusados de matar a Fernándo Báez Sosa en Villa Gesell hablaron con Crónica HD y contaron una situación espeluznante que le tocó vivir a un grupo de amigos.

Dos jóvenes que se encontraban en el mismo complejo de los rugbiers detenidos en la localidad balnearia de Villa Gesell por el crimen de Fernando Báez Sosa, contaron detalles de los allanamientos y una espeluznante situación que le tocó vivir a amigos de ellos cuando se encontraron en dos ocasiones con los deportistas.

Tomás Nicanor, hablaron en exclusiva con Crónica HD y afirmaron que «tenían buena onda con ellos» y que «les habían habían dicho que les se iban a quedar hasta el 26 de enero».

En referencia a lo que vivieron dentro del boliche «Le Brique», comentaron: «Vimos el tumulto, que los patovicas los sacaron y nos volvimos a las cinco, porque estábamos cansados».

Sobre la situación que vivieron amigos suyos la tarde posterior al hecho, aseguraron que un grupo de amigos suyos se encontró con los deportistas y hablaron sobre el suceso. 

«A un grupo de amigos le contaron que un pibe había muerto en el centro, que no vayan» relató Tomás, quien agregó que esos mismos jóvenes confesaron que «habían sido ellos».

Lo llamativo fue que esos mismos se encontraron a los rugbiers nuevamente en la playa durante la previa y que seguían hablando sobre Báez Sosa y que nuevamente asumieron su participación y que cuando se alejaban de ese sector, les dijeron: «¿Quieren cobrar ustedes también?»

CRONICA