Ocho caballos que eran trasladados desde el 48º Festival de Doma y Folclore de Jesús María a la localidad bonaerense de Chacabuco murieron hoy a raíz del vuelco del camión jaula en el que se encontraban, tras el deceso de otros dos animales que derivó en una denuncia penal por maltrato. Las organizaciones advirtieron que los animales son maltratados antes de salir para ser sometidos a la doma en el festival.

El accidente ocurrió al mediodía a la vera de la ruta 19 y avenida Circunvalación, en la periferia de la ciudad de Córdoba, cuando el camión – que trasladaba caballos de la tropilla «Sube y Baja» de Chacabuco, luego de participar del espectáculo- chocó con una camioneta. Varios de los caballos murieron por el golpe y otros debieron ser sacrificados por un veterinario.

Con el vuelco del camión, algunos animales que estaban en la jaula escaparon espantados, pero fueron controlados por personas que circulaban por la zona, donde se produjeron inconvenientes en el tránsito vehicular.

Golpes y denuncias. El hecho se sumó a la muerte de dos yeguas durante el festival de doma, que generó una fuerte polémica por el trato dado a estos ejemplares, y provocó la presentación de denuncias penales de organizaciones defensoras de animales.

El sábado, la yegua La Pampeana, proveniente de una tropilla de Río Negro, se desnucó cuando salía del Palo 2, en pleno festival. Su cuerpo fue retirado entre aplausos y silbidos.

Una semana antes, había muerto desnucada la yegua La Roseta, hecho que derivó en un «escrache» que entidades defensoras de animales realizaron en las puertas del anfiteatro, en el que reclamaron «la culminación del espectáculo de doma».

Luego de la protesta, asociaciones protectoras de animales presentaron una denuncia penal en los Tribunales de Jesús María contra las autoridades del Festival por violación a la Ley 14.346, de Protección de Animales. La presidenta de la Fundación en Defensa y Protección de Animales, Laura Baggio, prometió que «los dos casos no van a quedar así». «Ya pasó hace un tiempo que murió otro caballo, que se había desbocado y chocó contra la valla que separa la doma de la gente», recordó.

«Los animales son sometidos a maltrato antes de ser atados al palenque y son hostigados en pos de lograr un buen espectáculo», denunció, y sostuvo que «las cosas se las hacen antes de la jineteada, ya que el caballo que mejor espectáculo brinda es el que está más loco».

Por su parte, el intendente de Jesús María, Gabriel Frizza, manifestó en declaraciones a Radio 10 que se trata de «hechos lamentables, pero es un deporte de alto riesgo». «Siempre extremamos los cuidados para que no haya accidentes tanto en animales como jinetes»,explicó.

«No se quiere maltratar sino que se da un espectáculo», sostuvo Frizza. «A los animales se los cuida y protege. En el polo y las carreras de caballo no tienen los controles que tiene Jesús María», aseguró.

PERFIL