Mamá, papá y nene, bañándose en el río Baradero.

Lógicamente que la mayor responsabilidad de la cosa, pasa por los padres, que no toman dimensión de los riesgos que hace a, en este caso, su nene, dentro del traicionero río Baradero.

Pero lo cierto es que, está PROHIBIDO meterse al río, y quien debe controlar esta situación, es Prefectura local.

Muy pocas veces lo hacen.

Después lamentamos las tragedias.