Durante cuatro años SE LO GRITÓ, oídos sordos a tantos alaridos, fueron una regla sin excepción en el mandato de Antonijevic intendente de Baradero.

Al fin se empezó a trabajar en la costa abandonada de nuestra comuna, esa que va desde el tiro hasta la ex Atanor, las maquinas que en fotos podes ver, fieles testigos de lo que te estamos contando.

Estamos en plena época turística, y tanto para quienes aquí vivimos y de ella gozamos a diario, y de los otros, los que nos visitan semana a semana, sin dudarlo, algo para celebrar.

Así lo reflejó Tito Sanzio en su muro de face.