Mucha movida, mucha tropa oficialista barriendo las calles, mucha pero mucha plata y clientelismo político a la vista, mucha desesperación, mucho temor a perder la caja y el poder que a ella abraza, mucho de todo eso que durante tres años y medio, LITERALMENTE, brilló por su ausencia, mucho Antonijevic en cada rincón de la ciudad luego del BARBARO castigo que la sociedad baraderense le dio en las urnas el 11 de agosto pasado.

Creció, y mucho en lo que a intención de voto hace, pero al límite de tocar su techo, está llegando ese salto que, en materia de congraciarse con nuestros vecinos, ha logrado obtener a la fecha Antonijevic y sus descontroladas ansias de mantenerse en el municipio local, y a cargo del mismo.

En estas últimas semanas, con tanta OBSCENA ostentación de poder y dinero que galopa ante los ojos de todos los vecinos de Baradero, el temor en algunos, y las ínfulas de triunfo en otros, se hicieron notar y de manera más que violenta.

Sanzio NO está, Antonijevic barre con todo, mucho cartel, mucha chapa, mucha mercadería, mucha dadiva, mucho dinero ha sacado a la cancha el oficialismo en su anhelo por quedarse, hasta incluso, la gran mayoría de los que hacen al gobierno, hasta se los ha visto TRABAJAR en los últimos tiempos.

“La va a dar vuelta”, “Ni a palos lo va a lograr”, “Están en todos lados y comprando todo lo que luce a la vista en vidriera, entre ellos, mucho peronista disidente, que ayer, antes de las PASO, supo andar ladrando que NO hay peor mal para nuestra ciudad que CAMBIEMOS, y que hoy sin embargo, seducidos por el poder de fuego que tiene el vil billete, “NADA mejor que CAMBIEMOS anda diciendo que existe para nuestra comuna”

A esta encuesta, a la que accedimos ayer en exclusiva, y que en “Quien quiera oir que oiga” hicimos público al instante de dar con ella, a más de DIEZ puntos de diferencia, se lo ve a Tito Sanzio respecto de Fernanda Antonijevic.

49,7 Sanzio, 39,1 Antonijevic.

Es cierto que la intendenta creció muchísimo en comparación a los votos obtenidos el 11 de agosto, un 13 % sin dudas que es un salto más que significativo en este sentido.

Pero de esta encuesta, a su vez surge otro dato más que relevante y contundente, el oficialismo casi que ha llegado a su techo, razón por la cual, mucho más por sumar, salvo una catástrofe, no tiene en lo que a materia electoral se refiere.

En Baradero, Alberto Fernandez está en el 54,8 %, a 18 puntos de distancia de Macri, que llega al 37,9.

A Kicillof le anda yendo casi que igual de bien que al candidato a presidente, 54,7 a 39,2, le está ganando a la actual gobernadora de Buenos Aires, Maria Eugenia Vidal.

Estos datos, lo volvemos a decir, salvo una catástrofe, se presentan como IRREVERSIBLES, tanto en Nación, como en Provincia y Baradero mismo.

Ayer por la mañana así lo hicimos público en “Quien quiera oir que oiga”

AUDIO