Lamentablemente no pudimos grabarla, porque la verdad que su testimonio, vaya que pegó fuerte en todos los oyentes que en la mañana de hoy estuvieron prendidos a la FM DEL CIELO.

De la nota que a Claudia Morinigo, una humilde desde lo económico, peo inmensamente millonaria, desde la solidaridad que capitaliza su andar como vecina de nuestro Partido.

Ella vive en Alsina, y a raíz de la grave enfermedad que tiene su hija menor, tuvo que dejar el trabajo que contribuía a parar la olla en su mismísimo hogar.

Su marido hace changas.

Hace un año fue a pedir ayuda para afrontar la grave enfermedad que ha tomado de rehén a su pequeña hija, y el muy oneroso costo que significa el tener que dar tratamiento a la misma.

Como en todos los casos, JAMÁS encontró respuesta en la guarida llena de INACCIÓN SOCIAL a cargo de una novedosa actriz local, una tal Pia Fitipaldi.

En Alsina la conocen, pero por sobre todas las cosas, por la enorme solidaridad que no deja nunca de salir de su ser, cuando de tratar de dar ayuda a los que, como ella, saben y ya se han más que acostumbrado a andar de a pie por cada una de las calles de nuestro extenso distrito.

Pero su solidaridad es todo terreno, ya que no diferencia, al momento de que la sensibilidad que a ella asiste, entre humanos y perros, a estos últimos que andan desahuciados por esta vida, también les da un abrazo, y hasta donde llega, mucho de todo lo que ellos andan necesitando fruto del abandono de que han sido víctimas.

UN “ANIMAL” POR ACA, PARA QUE DE “CURA” A ESTA “VETERINARIA” LOCAL

Hoy por la mañana en Alsina, los AUSENTES por siempre, y muy omnipresentes después de la paliza electoral del que fueron objeto en agosto, hacia alla fueron, a la inhóspita e imperceptible a sus sentidos, localidad de Alsina.

Fueron a vacunar perros, y Claudia con un par de ellos, hacia el lugar señalado, se arrimó.

No llevó los suyos, acompañó a esos que andan totalmente abandonados, los que el municipio jamás tampoco logró detectar, invisibilizando de esta forma, otra de las responsabilidades que hacen a sus funciones como autoridades locales, la de salubridad pública, por citar tan solo una de ellas.

Claudia hizo lo que el municipio no hizo, pero en lugar de recibir un GRACIAS por su tarea social totalmente desinteresada, desde lo económico, llevada a cabo, con una acción HUMILLANTE, VERGONZOSA Y REPUDIABLE, ella fue recibida.

Carolina Salaberry, la “PRESTIGIOSA Y TAPADA DE HONORABLES DIPLOMAS” veterinaria local, Carolina Salaberry, esto le expresó al ver su DESUBICADO ser en tierras de la DISCRIMINACIÓN, TOLERANCIA POR EL DISENSO Y RESPETO por los que dan gran parte de su tiempo, en socorro del prójimo: “A vos NO, porque vos sos de Tito Sanzio”

Una gran cachetada social y porque no, una denuncia al Colegio de los colegiados a esta profesión, para esta tipa, porque además, con su conducta, viola el reglamento de ética de los veterinarios, en el cual, ART. 2, esto prescribe:

Art. 2º – Es deber del veterinario:

“Cumplir todas las disposiciones legales y técnicas que se relacionen con la práctica de la profesión.

Prestar sus servicios profesionales, atendiendo a las exigencias del caso, estándole vedado restringir dichos servicios por motivos de orden social, económico, político, religioso, de nacionalidad o de raza de sus cliente”

AUDIO, pero NO de la nota que a ella le hicimos, sino del audio que nos hicieron llegar, donde cuenta lo ocurrido, y que desencadenó nuestro interés supremo por a ella llamarla desde la 1051.