Victoria Aliotta, oriunda de San Isidro, en el 2000 eligió a Baradero como un lugar de escape a tanta locura que por alla se vive a diario, compro el predio de la conocida Blanca Raggio en la colonia Suiza, y por un tiempo largo, sus findes fueron disfrutados en territorio de la ciudad más antigua de todas.

Por cuestiones laborales volvió, junto a su familia, a su lugar de origen, y la quinta adquirida en Baradero, una y otra vez, fue alquilada a distintos inquilinos en estos últimos años.

En estos días, a su actual inquilino, le mataron a balazos y machetazos a su perro, un labrador, un hecho que envolvió de terror a la damnificada por esta situación, de un terror de esos que pocas cosas empardan.

Caballos masacrados, tiros y más tiros, zona de nadie, y muchas cuestiones que estábamos ignorando y que forman parte de un llamativo paisaje delictual en tierras de la Colonia Suiza, fueron reseñadas por Victoria en la nota que en “Quien quiera oir que oiga” la semana pasada le hicimos.

Para sentarse tranqui y escuchar atentamente.

AUDIO