Hace unos días en BL esto te contábamos:

CUALQUIER PARECIDO CON “UNA CARA DE PIEDRA”, NO ES NADA MAS QUE “PURA REALIDAD”

Por PABLO ARIEL GONZALEZ

Nunca le intereso nada de lo que iba sucediendo sin pausa, desde diciembre del 15 a la fecha, en la ciudad de Baradero.

En su rol de concejal del oficialismo desde esos días a la actualidad, mas que AUSENCIA y FALTA DE COMPROMISO por la cosa publica, sin dudas NO hay para RESALTAR, solo el CAJERO AUTOMATICO supo de su presencia como tal en la política institucional de nuestra comuna.

Se fue a refugiar a la oficina del ANSES local, y como jefe de dicho organismo nacional, un suculento SUELDO supo cobrar, sumado al de concejal, banca que ni siquiera tuvo la dignidad de dejar a través de un OBLIGADO pedido de LICENCIA.

Participe necesario del triunfo electoral de Antonijevic en el 15, sus posibilidades de INFLUIR en la forma de gobernar de CAMBIEMOS en Baradero estuvieron todo el tiempo al alcance de su mano, NUNCA le intereso hacerlo, opto por la plata fácil y sacarle el cuerpo a la cosa, por eso fue que, desde el 15 a la fecha, NUNCA estuvo en lo que a aporte gubernamental se refiere, y todo aquello por lo que desde el llano históricamente había bregado, se esfumo el mismo dia en que logro llegar.

De lo que sabe, la salud, NO solo JAMAS hablo, sino que peor aun, NUNCA nada hizo para que mejore.

En Baradero, en 2016 y 2017, se vacunaron a decenas de nenes con vacunas vencidas, en el primero de los casos, contra la Hepatitis B, en el segundo, contra la Varicela, y ante tan graves hechos llevados a cabo, NADA se lo escucho decir.

En Baradero murieron por hechos absolutamente PREVENIBLES, alrededor de 20 personas, muchas de ellas, jóvenes con toda una vida por delante, y ante tales aberrantes situaciones acaecidas en la salud publica de nuestra comuna, NADA se lo vio hacer a los efectos de cambiar las cosas.

Un sinfín de hechos graves acontecieron bajo la gestión de CAMBIEMOS en lo que hace a la salud publica de nuestro distrito, y a pesar de ello, NUNCA se lo logro sacar de su mundo de mil maravillas y disfrutes generados por el hecho de ser un funcionario publico, en servicio de nuestra comunidad.

El domingo Antonijevic y su tropa recibió una paliza electoral en las urnas SIN precedentes en nuestra ciudad, y con los resultados puestos, resulta que ahora el Dr. Claudio Maroli anda AMAGANDO con hacerse cargo de la salud de nuestro pueblo, ocupando para ello, el cargo de Secretario de Salud de nuestro municipio.

Es mas, no solo anda amagando con esto, sino que además se lo ve amenazante de cara a nuestro electorado, “Voy a ocupar este cargo y luego de hacerlo, voy a pedir la renuncia del Director del Hospital Lino Piñeiro”, se lo escucho decir en algun medio en la mañana de ayer.

Si algo de dignidad queda en tu persona todavía ¿Porque no haces lo que tenes que hacer y en consecuencia, sos el primero en presentar la renuncia a tus cargos Dr. Claudio Maroli?

Por lo visto siguen subestimando a nuestro pueblo, porque el solo hecho de pensar que con esta movida política alguien va a cambiar su voto a favor de ellos, es casi como tomarnos a todos de giles, como si el pueblo comiese vidrio.

Cara de piedra es poco.

CONFERENCIA DE PRENSA, «LA SALUD LO PRIMERO»

Ayer por la mañana se hizo público aquello que te habíamos contado que iba a ocurrir, el Dr. Claudio Maroli, 44 meses después de asumir en el gobierno con CAMBIEMOS, se acordó de dar atención a la salud pública de nuestro distrito.

Por tal motivo es que, a partir de ahora, tomará por las astas todo lo que hace a la salud de Baradero, a la que calificó, casi que casi, como en estado de EMERGENCIA en los días que corren en nuestra ciudad.

Incluso hasta del Consultorio móvil se acordó, ese que casi a modo de chatarra, se encuentra tirado desde que son gobierno.

Que lastima que Maroli no se acordó antes de ponerse a trabajar en esta problemática, e hiciera falta una derrota electoral sin precedentes, como la que aconteció en agosto, para romper y poner de rodillas a esa AMNESIA que hasta aca lo asistía en esta materia, de haberlo hecho antes, cuántos dramas nos hubiésemos evitado los baraderenses.