Arrecifes se sumó a los peronistas Esteban Echeverría y Leandro N. Alem. Mientras que el intendente de Chacabuco, Víctor Aiola, estudia seguir los pasos y entregar una bonificación a los municipales.

Hasta el momento, solamente dos distritos de la provincia de Buenos Aires realizaron algún tipo de anuncio para enfrentar la grave crisis económica e inyectar ingresos directamente en los bolsillos de los trabajadores.
Los únicos, dos peronistas. Esteban Echeverría, bajo el mando de Fernando Gray; y Leandro N. Alem, con la conducción de Alberto Conocchiari.
En ese marco, y con la profundización de la crisis, al menos un nuevo alcalde se sumará al corto grupo de las bonificaciones municipales. Se trata de Javier Olaeta, hombre de la Unión Cívica Radical y mandamás de Arrecifes en la Segunda Sección electoral.
En definitiva, el jefe comunal entregará un bono fragmentado en dos cuotas de dos mil pesos cada una. La primera, será recibida en la primera semana de septiembre y la segunda en octubre venidero.
Desde la comuna oficialista señalaron que el plus a los municipales “se enmarca en la necesidad de implementar medidas concretas que impacten positiva y directamente en la capacidad adquisitiva del personal municipal”.
En tanto, otro dirigente de Juntos por el Cambio que estudia otorgarle una bonificación a los estatales distritales es Víctor Aiola, intendente de Chacabuco.
Es que, el radical de la Cuarta Sección electoral mantuvo una reunión paritaria con los gremialistas del Sindicato Municipal y ATE, para definir un incremento salarial.
Allí, se le planteó la necesidad de un bono de cinco mil pesos. Ante el reclamo, Aiola sostuvo que estudiará la medida y dará una respuesta en los próximos días.
LA TECLA