Ocurrió en el mediodía de hoy a metros del Anfiteatro local, ese que hoy, producto de destrozo generalizado que ha hecho esta gestión política que nos gobierna, “ya ni escenario tiene a la vista”

Una de la patrulla de los popularmente denominados “zorros” de nuestra ciudad, cayó en la trampa, esa con que cada uno de los días nos convidan las calles de Baradero, “arruinadas de punta a punta de nuestro extenso partido”

Y ahí estaba el, el CHAPULIN de la intendenta, como dimos en llamar alguna vez a Juancito Ramos, luego de que ante el pedido publico de solidaridad hecho Antonijevic, en busca de un proveedor para el tomógrafo del Hospital, que todavía sigue ROTO, apareciera dando la solución al caso.

Estaba recorriendo el barrio y llevando ayuda a un comedor que en el lugar funciona, y ya que esta, de paso, les dio una mano a los pobres zorros de Baradero.