El lunes por la noche hubo una reunión de mesa chica en el despacho de la intendenta de Baradero, Fernanda Antonijevic.

En esa reunión se hablo de las elecciones del domingo, y la paliza electoral que a LOS CAMBIEMOS le dio el pueblo de Baradero en las urnas.

En un momento, según nos afirman, Antonijevic entro en lagrimas en función de lo acontecido en las PASO del dia domingo: “El pueblo no valoro todo lo que hicimos por ellos” se la escucho decir en la referida convocatoria llevada a cabo con algunos de los suyos, “De ingratitud” de parte de nuestra gente hacia ella, también.

Ese fue el dia, el primero de todos desde el 15 a la fecha, en que la joda diaria, los bailes y sabrosos placeres que otorga la función publica, se hizo humo a la vista de algunos.

Ese fue el dia, el primero de todos, en que nuestra intendenta sintió y vivio en carne propia, una situación de total y absoluto malestar, padecimiento, DOLOR y mal trance desde que nos gobierna a la fecha, cosas que en ella JAMAS, lograron hacer DESPERTAR la menor SENSIBILIDAD presente en el paisaje social de la politica de cabotaje.

Algo mas que habitual en la mayoría de los baraderenses desde que ella es intendenta de nuestra ciudad.

¿Sera que siente que se le acaba el negocio?