El candidato kirchnerista le saca 17 puntos de ventaja a la actual gobernadora y acaricia el 50% de los votos.

El precandidato a gobernador bonaerense del Frente de Todos (FdT), Axel Kicillof, obtenía esta noche el 49,91 % de los votos, mientras la oficialista María Eugenia Vidal lograba el 32,11%, escrutado casi el 40 por ciento de las mesas de electores.

«¡Muchas gracias! 80 mil kilómetros recorridos, 44 meses recorriendo la Provincia, 12.047 mates compartidos, 50.733 besos», escribió el actual diputado nacional en su cuenta de Twitter.

En el búnker oficialista en Costa Salguero, el presidente Mauricio Macri, tras reconocer su derrota frente a Alberto Fernández, respaldó a la mandataria bonaerense y envió un mensaje a los votantes del principal distrito electoral del país: «Espero que en octubre no se la pierdan».

La distancia que le saca el ex ministro de Cristina es aplastante, y no le da casi margen a que pueda revertir la situación en octubre, cuando se defina la elección, en la que triunfa el que más votos saca, sin necesidad de ballotaje.

Así, Vidal parece pagar carísimo el arrastre de votos a nivel nacional, después de que no decidiera separar las elecciones de la provincia a las nacionales.