Decididamente la cosa se ha ido de las manos en lo que a lo que debería ser una fiesta, la de la primavera que año a año se organiza en nuestra ciudad.

Más tarde publicaremos el testimonio de la madre de las alumnas del San José, a través del cual, la GRAVEDAD de lo acontecido en la noche del viernes, quedará más que manifiesta.

Las distintas escuelas que participan, a través de la presentación de las carrozas, ya empezaron a trabajar en cada una de ellas.

Los alumnos que cursan en el San Jose, en uno de los galpones del viejo “NO IMPORTA”, Bulnes y Gorriti, están trabajando en la que a ellos les corresponde.

El viernes por la noche atravesaron por una experiencia propia de las películas de terror, cargada de violencia explícita, agresividad extrema y mucho riesgo a la integridad física de todos ellos.

Fueron, literalmente atacados con piedras sacadas de las vías de los trenes y a gomeras, gomeras cargadas de tornillos de acero.

La banda agresora arremetió en varias motos, y aquí algo de lo que, los alumnos y alumnas del San Jose, en la noche del viernes, PADECIERON.

Hicieron la correspondiente denuncia penal, antes llamaron a la comisaría pidiendo ayuda, poco más se les rieron en la cara cuando el pedido de SOCORRO, fue gritado por todos ellos.

Los padres con posterioridad al hecho, se comunicaron con nuestra intendenta, y como en todos los casos acontece, “EL NO PUEDO HACER NADA” llegó como devolución de parte de Antonijevic, jefe de la Policía Comunal Baradero, y máxima responsable en la organización de este evento popular de nuestra comuna.