Las mentiras, nuevas mentiras, siempre mentiras de la intendenta de Baradero, en este caso, a quienes llenaron de irritación, fueron a los sufrientes alumnos del Marcos Sastre por estos días, las cuales se vieron reflejadas, en una publicación que ella hizo en su face, sobre el tema.

Ello hizo que los estudiantes le respondieran y con mucha dureza por cierto, en el comunicado que hace unos instantes publicamos en BL.

¿PERO QUÉ PUBLICÓ ANTONIJEVIC EN SU FACE?

Antonijevic en su face publicó lo que a continuación compartimos con vos.

LA SITUACIÓN DEL GAS EN LAS ESCUELAS.

Lo que se ve en las fotos es la cañería que encontró el consejo escolar en 2018, relevando el GAS en la escuela Marcos Sastre y la caldera que funcionó hasta entonces.
Caños fisurados con agrietamiento grave en caños principales, caldera obsoleta y peligrosa, pérdidas desconocidas e incontrolable en cañería embutida en edifico histórico fueron, pérdidas severas de gas en mecheros antirreglamentarios en laborario, entre otras, fueron las razones que llevaron a cortar el suministro y gestionar una obra de ingeniería de gas completa con desmantelamiento de “todo” lo existente.

La nueva cañería está lista, se encargó el nuevo sistema de calefacción de zonas comunes, restando llevar gas y electricidad al pie de equipo.
Falta además una tercera etapa, que requiere la instalación eléctrica completa de toda la escuela y equipos de aire frío calor en otros sectores.
El caño con esos “fisuras”, las pérdidas de gas en la cañería del edifico antiguo y esa caldera, que se emparchaba año tras año, era lo instalado.
Todos los días hasta que se decidió HACER LAS COSAS BIEN, los chicos iban a una escuela calefaccionada corriendo un ENORME PELIGRO.

Pero esto también ocurría en “muchas otras escuelas” de Baradero, así que el consejo escolar, con apoyo técnico y económico del ministerio de educación y del municipio, hizo las obras que había que hacer.

Así, desde finales del año pasado se hicieron obras nuevas de gas y calefacción en 16 (DIECISÉIS) establecimientos educativos: se realizaron OBRAS COMPLETAS de instalación de gas en la escuelas 3, la 4, la 7, la 11, la 16, la 17, la 29, en el centro educativo 801, en la 502 y en el Marcos Sastre, las escuelas de islas 25 y 27 se reconvirtieran a electricidad con aire acondicionado frío calor. Y en los jardines 902, 903 y 906 fueron parciales.

Todas esas obras, a excepción de la escuela Marcos Sastre y escuelas de islas que se están conectando los acondicionadores, ya están terminadas.
El año pasado se renovaron también todos los calefactores y cocinas que generaban riesgos y actualmente todas las escuelas tienen pruebas de hermeticidad aprobadas.

“Hacer lo qué hay que hacer” lleva tiempo, demanda recursos y muchas veces como ahora, HAY QUE EXPLICAR porque finalmente estamos en invierno, hace mucho frío y hay chicos que no están estudiando cómo deberían.

La obra de la escuela Marcos Sastre está en marcha desde abril y es probable que este invierno no se llegue a terminar, su costo incluido el recambio de toda la conexión eléctrica supera los $ 6.000.000, pero se está realizando.

Preferimos explicar que estamos así porque se están haciendo las cosas bien, que tener que explicar porque ocurrió una DESGRACIA QUE ERA EVITABLE.
En el resto de las escuelas podemos decirle a las familias que los chicos están calefaccionados y seguros.

Todo es muy difícil cuando hay décadas de atraso en infraestructura, cuando dejamos de lado el parche y vamos a solucionar el problema de raíz y claro que muy más fácil poner el dedo acusador y señalar lo que falta, que es muchísimo, pero también es mucho lo que se ha hecho.

Estuve con los alumnos del Marcos Sastre a la noche, les expliqué la situación y que no hay forma de resolver sin el tiempo necesario. Y también que nunca más mientras tengamos la responsabilidad, pondremos en marcha esa caldera, ni se conectará el gas en los obsoletos caños empotrados en edificio antiguo, pero que trabajamos con el consejo escolar para brindar alternativas mientras dure la obra. Puse a disposición el centro universitario y otros establecimientos ociosos en turno vespertino, para cursar si los necesitan.

La semana que viene se tenderá una nueva línea eléctrica (porque la existente no alcanzaba) para colocar caloventores en las aulas.

Los chicos comprendieron y espero que todos sepan entender que no es cuestión de ganas, ni siquiera de recursos y que queremos ver a nuestros alumnos, aún con las frazadas, seguros y aprendiendo.

SigamosHaciendo