Tras la actuación de los árbitros durante la Copa América, el astro argentino pegó el faltazo a la ceremonia de premiación y pidió «no ser parte de esta corrupción».

El frío informe del árbitro Mario Díaz de Vivar dice que expulsó aLionel Messi en el partido ante Chile por «confrontar con el adversario, en un incidente cuando el balón ya no estaba en juego». La roja directa podría traerle al capitán argentino solo 2 partidos de suspensión, pero lo que agravaría más la sanción podría ser la denuncia del crack contra la Conmebol.Leé tambiénConmebol no se queda atrás: le respondió a Messi y se prepara para una disputa con la AFA

«No fui a recibir la medalla por un poco de todo. Nosotros no tenemos que ser parte de esta corrupción y de esta falta de respeto que se nos hizo en esta Copa», disparó Messi tras el partido. Y fue más allá: aseguró que esta Copa América está armada para Brasil.

«No hay duda de que Brasil va a salir campeón. Creo que está armada para Brasil, lamentablemente. Ojalá Perú pueda competir porque tiene equipo, pero lo veo difícil», agregó el capitán de la Selección tras la victoria ante Chile. Leo se fue expulsado de manera insólita por un encontronazo con Gary Medel. «Quizás esto fue mandado y me pasaron factura por lo que dije (tras el partido de semifinales)», continuó.

Con estas declaraciones, Messi rompió relaciones de manera definitiva con la Conmebol. La mala utilización del VAR en las semifinales ante Brasil había desatado un intenso malestar del rosarino con la Confederación Sudamericana de Fútbol. Su injusta expulsión ante Chile llevó todo a un plano mayor: el crack del Barcelona ni siquiera salió al campo de juego a recibir la medalla por el tercer puesto. Se quedó en el vestuario.

Esto le puede costar muy caro al capitán ya que se expone a sanciones muy duras de acuerdo al reglamento por términos injuriosos contra la organización u oficiales de la organización.

El artículo 7, incisos B, D y F, contempla las pautas por las que Messi podría ser sancionado: allí habla de comportarse de manera ofensiva, insultante o realizar manifestaciones difamatorias de cualquier índole y también sobre insultar de cualquier manera y por cualquier medio a la CONMEBOL, sus autoridades, oficiales, etc.