En la mañana de hoy en “Quien quiera oír que oiga” entrevistamos a la mamá de uno de los alumnos del Marcos Sastre.

Con motivo de una publicación que ayer en BL hicimos, esa en la que mostramos capturas de los comentarios del grupo de Whatsapp de los padres de chicos y chicas que al Marcos Sastre asisten, capturas enviadas a nosotros por algunos de los que de este grupo forman parte, pidiendo que lo demos a difusión, un reducido número de esos padres, se mostro más que ofuscado y descontento, es que priorizaron claramente con esta actitud, “SUS” cuestiones, desde lo social, puramente personales, por sobre lo otro, lo único importante, el bienestar de sus propios hijos.

En lugar de celebrar que desde este medio, y con fuerte y por demás de contundente bajada de línea, saliéramos en defensa de los legítimos derechos de “sus” hijos, como siempre lo hacemos cuando tomamos causas ajenas como si se tratare de propias, emprendieron en nuestra contra, una serie de INENTENDIBLES criticas, y solo y tan solo, porque se habían ventilado ante la sociedad, “sus opiniones” en favor y defensa de sus propios hijos.

El resto de los medios, como en casi todos los casos acontece cuando se trata de ir contra de, y molestar al poder, silencio de radio en este tema.

Nosotros en cambio, en la mañana de hoy, en la radio, NO conocimos de otro tema que no sea este, las cuatro horas de “Quien quiera oír que oiga” y como debía ser, al servicio de la lucha de este numeroso grupo de adolescentes que en este establecimiento educativo, cursan sus estudios a diario.

Queríamos que los chicos la tengan más que clara, estando nosotros haciendo periodismo, de frente a estas causas, jamás estarán solos en sus luchas y cruzadas por llevar adelante y emprender.

La gran mayoría de los padres y los alumnos, así lo entendieron, y al detectar que ya no estaban solos de frente a sus reclamos, llenaron de alimentos a su valentía, con un poquito más de fuerza y ánimo del que tenían, que era mucho por cierto, y se envalentonaron un poco más para salir al ruedo en busca su cruzada/solución, a los males que hoy los aquejan.

Con su accionar lleno de VALENTÍA, “FRAZADAZO y demás por llegar”, los adolescentes dejaron en evidencia y con caras por demás de coloradas, de esas que solo aparecen  cuando la “vergüenza” sale a la cancha, a ese reducido grupo de padres que se llenó de temor y COBARDÍA al hacerse público, sin datos, identidad, ni nada que los identifique, los comentarios que habían vertido en la clandestinidad de un celular, en defensa de sus propios hijos.

Por suerte las nuevas generaciones vienen con un sello distinto, nos inundan de confianza y aún más, esperanza por lo que vendrá, porque ellos no entienden de callar y agachar la cabeza, cuando de reclamar por lo suyo y más que justo, se trata.

Nos provoca una enorme tristeza, que un padre y/o que una madre, se avergüence, indigne, y hasta obnubile a su mismísima razón, de solo saber que, otros tantos, “ven” la manera en que salen en defensa de sus seres más queridos en esta vida en un grupo de Whatsapp, es que fue tanta la “arrodillada” que pegaron ante esta situación, que hasta por un momento nos hicieron sentir que, mucho más que ellos mismos, nos habíamos plantado y con la bandera bien en alto, en resguardo de los pibes, su lucha y sus sueños por lograr que todo cambie para mejor, algo tan lejano, como nocivo, puertas adentro del colegio Marcos Sastre de Baradero en los tiempos que corren.

En “Quien  quiera oír que oiga”, hoy un único tema se trató, el de ellos, los alumnos del Marcos Sastre, y hoy hablamos con una madre, una de la que forma parte de la tropa gorda que NO teme, ni se paraliza ante nada, si de salir a defender a su bebé se trata, y en el comienzo, y en referencia a esto que te estamos contando, algo como esto expresó ante los oyentes de la FM DEL CIELO: “Yo te llamaba, primero y principal, porque me molesta que los padres no apoyen a sus hijos”

La mirada de una madre por lo que está viendo en su hijo producto de lo que está pasando en la escuela en la actualidad, el rol de la cooperadora y las autoridades, educativas y políticas de nuestra ciudad, sus correspondientes responsabilidades en la cosa, la desidia gubernamental, la poca sensibilidad mostrada por los que cortan el bacalao, hacía lo que a los alumnos les ocurre, y más, en el audio que te compartimos a continuación: