Por PABLO ARIEL GONZALEZ

Centenares de vecinos de Baradero atravesando por el hiriente, torturante, indigno y penoso estadio del HAMBRE, sin embargo y a pesar de todo ello, tan solo una anémica bolsita de mercadería, con casi nada en su interior, y POR MES, hay para ellos de parte del área de nuestro municipio conocida como ACCIÓN SOCIAL.

Gente revolviendo la basura en busca de algo para calmar el ruido que desde sus entrañas surge, y ello producto de andar vacía de algo que la nutra, sin embargo, nada de nada se sabe respecto de esta cuestión, como factor de contención social surgida del área comandada por la INVISIBLE y VACACIONERA Pia Fitipaldi.

Vecinos en situación de calle, durmiendo a vera de algo que en la vía pública, suene siquiera a resguardo y amparo del frío y los embates de una inequidad y exclusión que no dejan de crecer día a día, sin embargo, poco se conoce como acción llevada a cabo de parte del área de la comuna, creada solo y casi tan solo, para ese efecto.

Chicos que en manadas no dejan de desertar del colegio, producto del deterioro económico al que han arrastrado los CAMBIEMOS, con sus políticas de saqueo, y aniquilamiento  social que no cesan de llevar a cabo, desde diciembre del 15, a la fecha, y sin embargo……

“La gente solo ayuda a la gente”, reza el Pato Fontanet en su “Fantasía o Realidad”, y vaya axioma irrefutable por estos tiempos que nos toca atravesar como país, y como ciudad.

La gente humilde bancando a la gente humilde en los barrios volcados y a punto de volcar en la del encuentro en esta época histórica que nos toca vivir, merenderos por decenas y comedores también, claramente dan cuenta de esto en la actualidad.

Si hace falta una prótesis para un SIN obra social, el estado NO, la gente SI, siempre la gente.

Si hace falta recolectar alimentos no perecederos, ropa y abrigo para los SIN nada, y tirar un salvavidas para que no se hundan para ya nunca volver a caminar territorio mundano, la gente, siempre la gente, el municipio, bien gracias, siempre se las arreglan para cuando se los necesita, tener otra cosa que hacer.

Baradero se hunde sin pausa, la gente sufre a rabiar y también sin que el estado les convide, siquiera un rato, de algo parecido a un freno, todo va para peor, todo cada día huele más malo, y en este contexto de cosas, cuando más se necesita de nuestras autoridades, así se los puede ver andar, llenos de placeres, goces y comodidades, de esas que la función pública suele brindar y a destajo.

Así se los puede ver, claramente, EN OTRA COSA.