La seccional Tandil de la UOM relevó que en los últimos cuatro años cerraron 37 empresas del rubro y se perdieron 500 puestos de trabajo, en un informe que realizó la delegación del gremio que dirige Antonio Caló.

«Hay muchas empresas que tenían 60 o 70 trabajadores y ahora tienen 10 o 15, y en muchos casos están reduciendo horas y suspendiendo personal», dijo a Télam el secretario general de la seccional tandilense, Carlos Romano.

El gremialista aseguró que «las industrias están sufriendo desde hace cuatro años el impacto de las tarifas, los costos dolarizados de las materias primas y la apertura de las importaciones».

Romano señaló que la pérdida de puestos de trabajo se debe «principalmente al cierre de industrias grandes» como Metalúrgica Tandil, perteneciente a Renault, que dejó de operar en noviembre último, lo que afectó más de 100 puestos de trabajo.

«A eso se suman muchas empresas satelitales que trabajan para las grandes firmas, que también quedan en una situación muy complicada y en la gran mayoría tienen que cerrar», agregó.

INFOGREMIALES