Así luce gran parte del predio de calle Carrasco, en el que se encuentran depositados automotores y motocicletas secuestradas por la comuna, por infracciones de tránsito cometidas por sus titulares, poseedores o simples tenedores de las mismas.

También, en ese lugar, yacen los secuestrados por orden judicial.

Recordemos que el año pasado se comprobó la venta ilegal de una decena de los bienes allí albergados, por parte de personal con acceso al mismo.

Además de ver lo que en las fotos ves, hay algo que “no ves” pero los vecinos “si ven”, y “no solo ven”, sino que a su vez “sufren a diario”, y es el ejercito de roedores que en la zona existen producto de todo lo allí adentro acumulado, entre ellos, basura, y la “guarida” infranqueable contra amenazas humanas, que en el lugar, y tan solo para “garantizar” a sus esqueletos que en cuatro patas andan, el municipio, allí ha montado.

A ver si el ejemplo alguna vez empieza por casa y limpiamos y ordenamos semejante lio, para los vecinos que en el lugar viven, obviamente.