Ayer, otro de los humildes comercios de la ciudad, cayó en manos de la impunidad delictiva que ya se hizo más que común y corriente en Baradero.

A una cuadra del Polideportivo está ubicada, una verdulería ROBADA por tercera vez en poco tiempo, le rompieron un vidrio de la puerta que es bastante costoso, y se mandaron nomas.

La INSEGURIDAD, un gran negocio para pocos en los días que corren en la ANARQUICA y MUY INSEGURA, como nunca antes, ciudad del encuentro.

Y que siga la joda nomas.