A raíz de la enfermedad de su marido y sus dos hijos, Alejandra Bianco realizó un relevamiento en el barrio Santa Julia, donde descubrió esa alarmante cantidad de vecinos con múltiples enfermedades. Todos los cañones apuntan a la fumigación con agroquímicos y el uso de transformadores con PCB.

En el barrio Santa Julia, de Pergamino, una vecina detectó al menos 53 casos de cáncer en sólo dos manzanas, por lo que la principal sospecha apunta a la fumigación con agroquímicos, el uso de transformadores con PCB y el principal tanque de agua que conecta a las casas.

Todo comenzó a raíz de una visita al médico de su esposo Sergio (54 años, enfermo de cáncer en el páncreas con metástasis en el hígado. El doctor, sabiendo que sus dos hijos, Benjamín (24) e Ignacio (20), también padecían otras variantes de la enfermedad (púrpura trombocitopénica idiopática el primero y cáncer de tiroides el segundo) y ya eran tratados con quimioterapia, le consultó si era posible que existiese algún factor en su casa que sea el causante de los padecimientos.

Fue a partir de allí que decidió recorrer casa por casa preguntando a los vecinos si habían vivido o vivían alguna situación similar: “A Gloria le sacaron un riñón, la señora de al lado de mi casa estaba con cáncer de mama y tratamiento por otros tumores con ganglios en la garganta. Dos casas de por medio, un vecino con cáncer en el estómago. Pensé ‘el médico tiene razón, algo pasa’, en mi misma manzana éramos cinco personas y a menos de 100 metros había fallecido una compañera de trabajo por un linfoma”, contó Bianco en una entrevista con el portal Infobae.

A partir de allí, el relevamiento en aquel barrio del extremo oeste pergaminense fue extendiéndose y terminó detectando, en un rango de dos manzanas, unos 53 casos de cáncer en personas de distintas edades, de los cuales 15 terminaron con el fallecimiento del enfermo, lo que también arroja el dato de que tres de cada 10 personas enfermas en el barrio finalmente mueren por los padecimientos.

Cada información que Bianco recabó de esas casas llevaba con sigo nombre, apellido, tipo de enfermedad, si la persona en cuestión estaba viva o muerta y la firma de cada vecino. Las enfermedades varían entre cáncer de tiroides, estómago, melanomas y leucemia, principalmente.

El antecedente más similar es el del barrio Villa Alicia, donde un juez ordenó suspender la fumigación con agroquímicos en los campos luego de que aparecieran múltiples enfermedades entre los vecinos.

No obstante, ni desde el Concejo ni desde el Municipio se tomaron realmente cartas en el asunto en el barrio (aunque sí en otros como la mencionada Villa Alicia). En primer lugar, se aprobó en el Recinto un proyecto de la edila Marita Conti, presentado por una médica, para crear un registro de tumores en Pergamino, que finalmente nunca se cumplió. Luego, el edil Cristian Settembrini también presentó un proyecto, aunque esta vez para analizar el agua de Santa Julia. Tampoco fue llevado adelante.

FUENTE: CONCLUSIÓN