El viernes por la mañana, en una emisora local, esta mujer que votamos como intendenta para que nos mejore las vida a todos los baraderenses, porque así lo prometió en campaña electoral, alla por el 15, la misma que jamás se interesó por la INSEGURIDAD de Baradero, y atacó a quienes veníamos alertando sobre la imperiosa necesidad de ponerse a trabajar en esta problemática, para no llegar a donde llegamos hoy, desafortunadas e irresponsables palabras, lanzó a rodar en torno a este tema.

Tratando de desviar la atención popular de los verdaderos motivos que hicieron engordar al delito y la delincuencia en Baradero, INTENTÓ instalar, recurriendo a viejos mitos o realidades de otros tiempos, en lugares bravos como son los que hacen al conurbano, y los varones que en él reinaron en otras épocas, la teoría de la “MAFIA PERONISTA” de cabotaje, como generadora y motor de un accionar delictivo a nivel local, acusando SIN pruebas, esgrimiendo SIN certezas, y boqueando sin fundamentos, cosas que, por lo visto, solo en su imaginación respiran, y las reacciones, no tardaron en llegar.

SOL, EMPLEADA DEL MAXIKIOSCO «EL PANCHO»

Vale recordar que, en el robo al Kiosco de uno de los dueños que se inmola ante sus oyentes por una causa perdida, aunque por cierto, MUY bien remunerada, a los diez minutos de ocurrido el hecho, tan solo faltó que carguen en hombros a la comisaría local, y hasta el lugar la lleven, a los efectos de dar DEVOLUCIÓN a tanto blindaje mediatico desperdigado a favor de las autoridades de la comunal Baradero, por parte de los seudos periodistas que allí a diario hablan.

Todos los comisarios allí estaban a los DIEZ, a diferencia de lo que ocurre con el 99,999999999999 por ciento de los baraderenses, que en muchos casos, NI el patrullero se lo ve brillar ante el llamado de los desesperados “de a pie” de la ciudad del encuentro, y más anárquica e insegura, que nunca antes.