Una de las tantas promesas presidenciales incumplidas por Mauricio Macri es la construcción de “tres mil jardines de infantes que faltan”. Lo prometió en pleno debate por la segunda vuelta electoral, y también se incluyó en los compromisos que publicó en el sitio de Cambiemos. Pero después de asumir en la Casa Rosada, modificó su promesa inicial y anunció que construiría 10 mil aulas. Ni siquiera con ese cambio el Gobierno cumplirá la meta. “Los fondos para 2018 se redujeron durante el año y para 2019 se prevé una reducción aún mayor”, informó el sitio Chequeado.com en diciembre.

“Estaba previsto que los fondos para la construcción de los nuevos jardines fueran nacionales, pero los terrenos debían ser aportados por las provincias o los municipios, quienes luego tendrían que hacerse cargo de los gastos de funcionamiento y los salarios del personal. Desde el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación explicaron a Chequeado que hubo demoras por parte de las empresas constructoras que implicaron que tuviesen que rescindir contratos y eso generó atrasos en la ejecución”.

De acuerdo con lo informado por el Ministerio a Chequeado, para 2019 se espera que se terminen 2.807 salas, lo que equivaldría a 877 jardines, lejos de la promesa inicial.

En el Presupuesto 2018 estaba previsto destinar $6 mil millones al programa de Fortalecimiento Edilicio de Jardines de Infantes. Sin embargo, esos fondos fueron recortados a $3,6 mil millones, de los cuales hasta el 16 de noviembre último sólo se había ejecutado el 50 por ciento. Para 2019 los fondos previstos son aún menores: $2,5 mil millones, con los que supuestamente se construirían 768 aulas.

FUENTE: PAGINA 12