Tan solo a modo informativo, la intendenta, como debía ser, siguió todo lo que ayer aconteció en el HCD local, por la transmisión en directo que por face se hizo.

Muchos hubieran deseado, y muchos exigieron y muy saludable hubiese sido, que en lugar de hacerlo por esta vía, se hubiera hecho presente en el recinto, dando las explicaciones del caso, de cara a la sociedad, los medios, y los familiares de Axel.

De haberlo hecho de esta forma, le habría ahorrado tantos cuestionamientos y malos momentos, a sus propios soldados, los ediles del oficialismo, que ya no saben de qué disfrazarse al momento de tener que salir a defender y bancar los trapos, de algo, a esta altura, INDEFENDIBLE, y con TRAPOS, deshilachados como nunca antes se vio, en un gobierno, con tan solo tres años y monedas de gestión.

Y lo principal, hoy todos tendríamos algo PARECIDO a una explicación OFICIAL en torno de todo lo que pasó, con el caso Axel, pero NO solo con este caso, con tantísimos otros que han terminado, de manera más que trágica, y que hacen a la salud pública de nuestro distrito.