No fue magia, fue algo provocado por este gobierno de CAMBIEMOS, y es mentira que esto pasó siempre.

En Baradero, por lo menos, esto no sucedía desde hace muchísimos años.

Ahora, en la esquina de la UNIÓN, “LA INDIGNACIÓN” en su máxima expresión.

Gente revolviendo en la basura…..PARA COMER.