NO FUE MAGIA, A LA CALLE “SE LA CHOREARON”

El primero de mayo del 18, esto publicabamos en BL.

ANTE “LOS OJOS” Y “LA COMPLICIDAD” DE LA INTENDENTA COMUNAL, SE “ROBARON” UNA CALLE PÚBLICA PEGADA AL COUNTRY DONDE ELLA VIVE

La Colonia Suiza, desde siempre se ha caracterizado por su andar RESISTENTE a los embates de la modernidad, urbanización,. y condimentos propios de una zona sitiada por el cemento, caballos de hierro a rabiar, ruidos molestos, y hordas humanas, que entre bares, comercios, empresas de servicios, nocturnidad y todo eso que identifica a las ciudades, pueblan, alimentan su circo y llenan de vida a las ciudades socialmente armadas por los moldes del mundo que hoy nos toca vivir.

La naturaleza es la regla, el “prestigio” social y el muy buen pasar económico de quienes allí habitan, también.

La gran mayoría no son de Baradero, fueron adoptados por nuestra ciudad por el poder de convicción y seducción que la misma tiene hacia aquellos que, hartos de sufrir la cotidiana odisea que les propone el mundanal infierno de las grandes urbes, producto de estas cualidades, terminan cayendo rendidos ante la paz, paisaje, fauna y abstracción que por estos pagos, en determinados lugares, abunda y tiene para convidar.

La Colonia Suiza es uno, sino el más cautivante de todos esos lugares que, ante ellos, nuestra ciudad tiene para ofrecer.

Esa abstracción a la que me referí párrafos atrás, convierte al “paradisiaco” lugar casi como en una zona de nadie, de nadie que no sea uno de ellos.

Así las cosas, pasado el tiempo, uno más uno, y otro tras otro, los que allí viven,  y año tras año, fueron cercando la zona de “amenazas” externas, y para ello recurrieron a la mejor de todas las estrategias para hacerlo efectivo en la practica, tranquera o alambrado de por medio, de a uno, fueron cerrando los caminos públicos para que nadie exógeno al lugar pueda ingresar a “molestarlos”, y casi, en su totalidad, lo han podido lograr.

Aislaron al ría, nadie que no pertenezca a la Colonia Suiza puede llegar a él, todos los caminos que conducen a marrón contenido, fueron cercados.

A partir de la entrada en vigencia del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación (ley 26994) se reduce el llamado camino de sirga de los 35 metros que tenía en el Código de Vélez Sársfield a 15 metros en la nueva ley y esto ha generado bastante mar de fondo, este es el espacio público que debe quedar a las orillas de todos los ríos de nuestro país.

Para determinar la entidad de las críticas, según lo veo, es necesario elucidar de qué se trata este “camino de sirga”.

El camino de sirga es una restricción al dominio que tiene vieja data y se lo estableció para favorecer el tráfico fluvial.

Se llama sirga, justamente porque hay una antigua modalidad de navegación que consiste en tirar desde la orilla a las embarcaciones con un cabo que lleva ese nombre.

Por ello los ribereños debían dejar esta franja libre y permitir su paso.

Debemos tener presente que se implementó para favorecer la navegación (de ahí su nombre) y no se pensó ni en la pesca ni en la recreación ni en actividades deportivas acuáticas.

Con ese objeto se estableció en el artículo 2.639 del viejo código, que decía que los propietarios debían dejar una franja (calle o camino) de 35 metros hasta la orilla del río o canal, donde no se podía construir ni edificar, y ello sin derecho a indemnización alguna.

Es cierto que en la actualidad este camino favorece esas actividades (deporte, pesca, recreación, etc.) pero el Código Civil no fijó esta franja para esas actividades sino para favorecer la navegación y el salvamento.

De hecho, el artículo 2.340 inciso 4º del viejo Código Civil incluye en el dominio público las playas de los ríos navegables “en cuanto su uso sea necesario para la navegación”.

Lo que no debemos perder de vista es que esa franja de tierra que constituye el camino de sirga no es de dominio público ni pertenece al Estado (ni antes ni ahora con este nuevo Código).

Siempre fueron tierras de los ribereños a los cuales se les impone la carga de dejar esta franja de terreno costera libre y permitir el acceso sin derecho a indemnización.

Si la costa se necesita para otros fines distintos a los de la navegación, el Estado puede (antes y ahora) expropiar.

El artículo 1.974 del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación modifica esa dimensión de terreno, pero no modifica la naturaleza de este camino; sigue siendo una restricción que se impone a los propietarios para favorecer “el transporte por agua” e incluso legitima a todo perjudicado a pedir que se remuevan los efectos de los actos violatorios de este artículo.

Sigue siendo el fundamento de este nuevo artículo la navegación, el salvamento y toda actividad relacionada con ella.

Son demasiado frecuentes los casos de propietarios ribereños que se apropian de las costas, cercan las propiedades e impiden (incluso en forma violenta) el público acceso (no hablo aquí ni de 15 ni de 35 metros) sino de toda la costa.

En nuestro propia ciudad tenemos ejemplos de ello, LA COLONIA SUIZA.

En suma, creo que el verdadero problema no es en sí la reducción de la extensión sino cumplir y hacer cumplir la letra de la ley, es decir impedir la apropiación privada de las aguas públicas y permitir el libre acceso y el paso a los lagos, ríos, lagunas, arroyos y mares de nuestro territorio o, lo que es lo mismo, que los propietarios ribereños respeten este camino, pero sobre todo que respeten también otros derechos vinculados con el acceso a las aguas públicas y no hagan un uso abusivo de sus propiedades sino que ejerzan su propiedad respetando el fin social que tiene y, respectivamente, que el Estado haga valer estos derechos.

Esa abstracción de la que les hablé, además de establecer la reserva del derecho de admisión a todos los ajenos a su pertenencia, genera otro derecho de admisión, EL DE LA MISMÍSIMA LEY que rige en, salvo allí, todo el territorio de la República Argentina.

PIDEN QUE EL CONCEJO DELIBERANTE “INTERVENGA” POR EL “ROBO” DE UNA CALLE PÚBLICA LINDERA AL COUNTRY DONDE VIVE NUESTRA INTENDENTA COMUNAL

HECHO “CONSUMADO”, “LOTES” A LA VENTA

Pasó más de un año, y miren el temor que habrá despertado el pedido de informes, presentado en su momento por la oposición, en todos aquellos que forman parte de este FLAGRANTE ROBO a todos nosotros, que así lucen las cosas hoy.

Parcelizado, cercado con alambre, y a la venta.

 

 

Related Posts

EVANGELINA BARTONEK, “HIJOS DE MIL PUTA, ACABAN DE TIRAR A ESTE ANGELITO DE UNA SAVEIRO BLANCA EN LA CALLE COSSI”

EVANGELINA BARTONEK, “HIJOS DE MIL PUTA, ACABAN DE TIRAR A ESTE ANGELITO DE UNA SAVEIRO BLANCA EN LA CALLE COSSI”

HABLAMOS CON MOSI, EL MUNICIPIO BANCA A SU EJERCITO DE ÑOQUIS ¿CON PLATA DE TODOS LOS CONTRIBUYENTES DE BARADERO?

HABLAMOS CON MOSI, EL MUNICIPIO BANCA A SU EJERCITO DE ÑOQUIS ¿CON PLATA DE TODOS LOS CONTRIBUYENTES DE BARADERO?

GLU, GLU, GLU, “AUNQUE NO LO CREAS, LA INTENDENTA NOS INVITA A RECORRER LAS MARAVILLAS INTERNAS DE NUESTRO TANQUE DE AGUA CORRIENTE”

GLU, GLU, GLU, “AUNQUE NO LO CREAS, LA INTENDENTA NOS INVITA A RECORRER LAS MARAVILLAS INTERNAS DE NUESTRO TANQUE DE AGUA CORRIENTE”

Comments

No Comments Yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *