Sin funcionarios con algo para ofrecer, al momento de mostrar sus respectivas gestiones en cada una de las areas del municipio local, ante el electorado local.

Con un estado de “guerra fría” que nunca paro, entre la intendenta y su Secretario de Gobierno.

Con un Marolli, fuera de la cancha.

Con una imagen de gobierno que no deja de caer, y cayó demasiado como para soñar una reelección de Antonijevic como intendenta.

Con poca gente a la que recurrir, NO las tienen.

La jugada del oficialismo pasaría por acá.

Escucha el AUDIO, en el: “El tapado” de CAMBIEMOS