El congreso nacional tratará de alinear al partido detrás de la expresidenta. Schiaretti no irá, al igual que la mayoría de los gobernadores. Habrá un homenaje a De la Sota.

Sin la presencia de Juan Schiaretti y de varios gobernadores peronistas, el Congreso Nacional del Partido Justicialista se reunirá hoy en Capital Federal con el objetivo de anunciar un “frente patriótico” para disputar contra Cambiemos las elecciones presidenciales de octubre próximo.

Hasta anoche no estaba confirmado cuántos de los 927 congresales asistirán a la cumbre, cuyo temario será “eminentemente político”, según le confió a este diario un allegado a José Luis Gioja, titular partidario: la aprobación para que el partido integre un frente para disputarle la elección al presidente Mauricio Macri.

El congreso peronista también hará una fuerte advertencia sobre los cambios al Código Electoral Nacional promovidos por decretos presidenciales.

Si bien faltaban detalles formales para confirmar la cantidad de congresales que asistirán, había algunas certezas: del Congreso no participará la delegación cordobesa, cuyos congresales responden orgánicamente al gobernador Schiaretti, quien, junto a otros peronistas, por ahora, apuesta a la construcción electoral de Alternativa Federal.

Tampoco asistirá Juan Manuel Urtubey. El gobernador de Salta es congresal, pero, al igual que Schiaretti, sus expectativas están puestas en el agrupamiento político-electoral que componen Miguel Ángel Pichetto y Sergio Massa.

“En mayo del año pasado, con el partido intervenido por la jueza Servini de Cubría, el Congreso reunió a unos 600 delegados; esta vez se espera superar ampliamente este número, puesto que se discutirán temas muy políticos, como la conformación de un frente opositor”, comentaron a este medio dirigentes cercanos a Gioja.

Del congreso celebrado hace un año surgió la llamada “Mesa de Acción Política”. En aquel entonces, esta iniciativa contaba con una decena de integrantes: entre otros, Alberto Rodríguez Saá, Agustín Rossi, el pampeano Rubén Martín (clave en las negociaciones de unidad peronista en distintos distritos), el camporista Eduardo Wado De Pedro, Ginés González García, el matancero Fernando Espinoza, Gustavo Menéndez (extitular del PJ bonaerense), la rionegrina María Emilia Soria, Beatriz Rojkés y la santiagueña Estela Neder.

Con el correr de los meses, “la mesa fue engordando de comensales”. Así fue que se sumaron los sindicalistas Hugo Moyano, Hugo Yasky, Héctor Daer y Ricardo Pignanelli; también Daniel Scioli y el precandidato presidencial Felipe Solá.

La semana pasada, la Mesa de Acción Política agregó dos sillas más: una para Alberto Fernández y otra para el jefe partidario bonaerense Fernando Gray.

Este órgano partidario viene fogoneando procesos de unidad partidaria en distintos distritos: La Pampa, Neuquén, Catamarca, Entre Ríos, San Juan, Mendoza, entre otras, son exhibidas hoy como provincias en las que el peronismo irá en una sola boleta.

Entre la dirigencia del PJ nacional se admitió que no había mucha expectativa respecto a la presencia de gobernadores en la nueva cumbre de Ferro.

Habrá una fuerte presencia de dirigentes que responden a Cristina Fernández. El denominado “frente patriótico” será una alianza entre la cúpula del PJ nacional y el Frente Unidad Ciudadana, que fundó la expresidenta.

FUENTE: LA VOZ